in

AmorAmor IncreíbleIncreíble RabiaRabia TristeTriste LindoLindo RisaRisa WTFWTF

6 Reacciones Que Toda Mamá Tiene Ante Una Pataleta

¡Veamos con cuántas te identificas, Super Mamá!

pataleta

¡Lo sabemos, Super Mamá! No hay nada más incómodo que una pataleta en un lugar público. Es un momento muy incómodo y te puede hacer sentir incómoda con tu hijo y con las personas que tienes a tu alrededor. Y es normal que, ante esta incomodidad, te quedes estupefacta – sin saber cómo manejarlo.

Para que veas que no estás sola, Super Mamá, aquí te compartimos las 6 reacciones más comunes que tienen todas las madres ante una pataleta: 

1. Sonreír disimuladamente.

pataleta

Si tu hija/o ha hecho una pataleta en un lugar público, seguro sabes que lo que más incómoda nos pone son las miradas de las demás personas. Así que, a veces sonreímos disimuladamente esperando que sientan compasión por nosotras y nos dejen de mirar. ¡OJO! No siempre funciona. Pero igual, seguimos tratando. 

2. Le sueltas “tu mirada”.

pataleta

Y esperas que eso sea suficiente para que se calme. Pero, no lo es. Es más, con esa mirada se intensifica toda la pataleta. Y eso amerita otra reacción en ti. 

3. Le dices en secreto sobre el juguete que le vas a quitar.

pataleta

El secreto va más o menos así: “Si. No. Dejas. De. Portarte. Mal. Te. Quito. El. Playstation”. Y aquí, dos cosas pueden pasar, Super Mamá: o deja de portarse “mal”. O intensifica su pataleta. La siguiente reacción es normalmente lo que ocurre:

4. Empiezas a usar “la culpa”.

pataleta

“¿A mamá tu la vas a tratar así?” “Yo que hago tanto por ti y me sales con esto”. ¿Suena familiar, Super Mamá? ¡A nosotras nos ha pasado, también! Como dice el libro: en el amor y la guerra todo se vale. 

5. Empiezas a ofrecer solo premios para que se calme.

pataleta

Como una forma de minimizar un castigo más fuerte o contundente, le ofreces un premio que sabes quiere tu pequeño. Empieza como un helado y termina con un juguete.  A veces hay que ingeniárselas para tener #TodoBajoControl. 

6. Recoges a tu chiquillo y a tu dignidad.

Hasta que finalmente te resignas a recoger a tu chiquillo y a tu dignidad, y salir de donde estás. Con la cabeza en alto y el chiquillo gritando, pero si hay pena ¡que no se note, Super Mamá! 

¿Te identificas con alguna de estas reacciones? ¡Comparte este artículo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Ep. #17 – ¿Por qué mi hijo se porta mal?🤯🤷🏻‍♀

Dale Un Toque Diferente A Tus Cumpleaños