in

Checklist Preparativos esenciales para la llegada del bebé

Súper Mamá, cada vez falta menos para el gran momento, ¡¡¡felicidades!!! Dentro de poco traerás una nueva vida al mundo y sentirás uno de los amores más genuino que existe. Sabemos que puedes estar algo abrumada y nerviosa, pero ¡No estás sola! Todas nos hemos sentido así y hemos pasado por eso y estamos para decirte: ¡cuenta con nosotras!

El primer paso es alistarte con lo más importante para que nada te tome por sorpresa (Aunque igual, las encontrarás). Si aún no has iniciado los preparativos o quieres confirmar que tienes todo bajo control, sigue leyendo el artículo para que descubras las 13 cosas que debes tener en casa para cuando tu bebé nazca.

1. Cuna:

    Súper Mamá, es importante ir creándole un espacio al nuevo integrante y nada mejor para empezar que la cuna. Los primeros meses, esta se puede quedar en tu habitación para facilitar el momento de hacer cambios o la alimentación. Pasado unos meses, lo más recomendable es mover a tu bebé para su propia habitación.

    Una publicación reciente de la Academia Estadounidense de pediatría (AAP), ofreció una serie de recomendaciones para mantener la cuna de tu bebé segura y evitar accidentes en las horas de sueño:

    • Asegúrate de que el colchón sea lo suficientemente firme y se mantenga plano, incluso acostando a tu bebé.
    • Evita los espacios entre el colchón y la cuna. Este debe calzar a la perfección.
    • Utiliza una sábana ajustable que cubra el colchón y evita cualquier otro implemento dentro de la cuna (cuñas, cobijas, peluches, almohadones). En caso de usar un protector de colchón, este debe tener el mismo ajuste que la sábana.
    • Evita las cunas con barandas que tengan demasiada separación entre sí.
    • En caso de que no cuentes con un presupuesto para adquirirla de inmediato, existe la opción de un pequeño moisés: son cómodos, fáciles de trasladar y, en muchos casos, más económicos. Aplica las mismas medidas de seguridad usadas en la cuna.

    2. Organizador:

      Un organizador es otro elemento útil para optimizar el cuarto de tu bebé. Este accesorio, además de decorar y ayudarte a mantener el orden, te permitirá acceder mucho más fácil a la ropita, pañales y sus productos de higiene cuando lo estés cambiando.

      3. Bañera:

      Una bañera, al igual que un cambiador, te permitirá asear a tu peque, evitando posibles accidentes, además de que será mucho más cómodo para ambos.

      4. Pañales:

      Muchos pañales Súper Mamá, créenos, si lo vas a necesitar. ¿Sabías que tu bebé podría utilizar entre 10 y 12 pañales por día? Pero tranquila, esta cantidad se reduce con los meses.

      Una recomendación es que tengas cuidado a la hora de elegir las tallas. No te confíes y compres solo opciones para RN, ya que muchos bebés suelen aumentar de peso y crecer muy rápido en pocos meses.

      5. Toallas húmedas:

      Las toallas húmedas serán otra aliada en la higiene de tu peque, ya sea para hacer cambios, limpiarlo después de alimentar o, cuando desees saltar algún baño. En el mercado existen para todos los gustos, te recomendamos elegir una marca sin fragancia y a base de agua para evitar irritación o sarpullido en la piel de tu bebé.

      6. Productos de higiene personal:

      Jabón líquido para cabeza y cuerpo, crema antipañalitis, loción hidratante y otros productos de cuidado personal, todos sin fragancias y con ingredientes especiales para proteger la delicada piel de tu bebé.

      7. Termómetro:

      Recuerda que su pequeño cuerpecito se está adaptando al medio ambiente (cambio de clima y otros agentes externos) que pueden alterar su temperatura. Un termómetro te ayudará a mantenerla vigilada y controlada.

      Evita exponer a tu bebé a temperaturas elevadas o colocar demasiada ropa en días calurosos, especialmente en extremidades como pies y manos, ya que son las partes que más rápido se sobrecalientan.

      8. Extractor de leche:

      Súper Mamá, este será un aliado para esos momentos donde buscas aliviar la presión o sensación de pesadez en tus pechos. Además, que toda esa lechita que extraigas vas a poder tenerla de reserva para cuando tu peque la necesite.

      9. Biberones:

      Los biberones serán otra herramienta útil para diferentes ocasiones; por ejemplo, para almacenar la leche materna, preparar las fórmulas que recomiende el pediatra, e incluso, permitir que papá u otros miembros de la familia, se encarguen de alimentar al bebé cuando mamá no esté en casa o se encuentre muy agotada para hacerlo.

      En el mercado existen diferentes opciones para elegir, ten en cuenta los siguientes puntos:

      • El material de la tetina: para tu bebé recién nacido lo más recomendable son las elaboradas con látex, ya que son mucho más suave y flexible para su boca.
      • La forma de la tetina: encuentra una lo más parecida al pecho materno, esto hará que tu bebé se sienta más cómodo con la succión, además de evitar los problemas de reflujo y cólicos.
      • El tamaño del biberón: El tamaño del biberón puede variar con la edad y la capacidad de ingesta de tu peque. Lo más común es:
        • Un biberón de 90 ml a 12 ml para niños de un mes.
        • Un biberón de 120 ml a 180 ml para niños de 2 a 6 meses.
        • Un biberón de 180 ml a 240 ml para niños de más de 6 meses.
      • El material del biberón: Aquí es importante que cuentes con dos tipos de biberones, unos que sean especiales para almacenar la leche materna, resistentes al frío o el calor. Los otros pueden ser de siliconas o de un plástico resistente, libres de químicos como (PVC, BPA y PC).
      • Esterilizador de biberón: La esterilización de los biberones es esencial para proteger a tu bebé de bacterias, virus o gérmenes que puedan acceder a ellos. Considera utilizarlo si tu bebé es prematuro, tiene tendencias a enfermarse o no cuentas con agua potable en casa.

      10. Bolso para el hospital:

      Súper Mamá, el bolso del hospital, no podía faltar en esta lista. Tanto el tuyo como el de tu peque, debería estar listo por lo menos uno o dos meses antes de la fecha de parto, así tendrás la seguridad de llevar todo lo que necesitas.

      En el bolso del bebé no puede faltar pañales, toallitas, una manta, de 3 a 5 cambios de ropa, gorritos, baberos. En tu bolso debes llevar pantuflas, camisones, ropa íntima cómoda, toallas higiénicas, disco de lactancia y productos de aseo personal.

      11. Silla para el coche:

      Tu peque debe tener lo necesario para estar protegido dentro y fuera del hogar. Para elegirla debes considerar la edad, tamaño y peso del bebé.

      12. Sonajero, móvil y otros juguetes:

      Súper Mamá, la maternidad se trata de cuidado, pero también de diversión y aprendizaje. Cómprale a tu bebé sus primeros juguetes para que aprenda a interactuar con el mundo. Los sonajeros y móviles de cunas son algunas de las alternativas para que explore y empiece a estimular su cuerpo y sistema cognitivo.

      ¡Ya estás lista Súper Mamá! Ahora solo queda esperar el momento y disfrutarlo. Recuerda que es una etapa de disfrute y aprendizaje, no debes ser perfecta o mejor que las demás, solo concéntrate en ser todo lo que tu bebé necesita. ¡Éxito!

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Cargando…

      0

      FITNESS DAY

      7 actividades para fortalecer el vínculo con tu hijo adolescente