in

AmorAmor IncreíbleIncreíble RabiaRabia TristeTriste LindoLindo RisaRisa WTFWTF

5 Maneras De Manejar Un Berrinche

Lo más importante, Super Mamá: mantén la calma.

berrinche

Seguramente te ha pasado, Súper Mamá, que en los momentos menos esperados, el pequeño hace un berrinche incontrolable. Son esos instantes en los que tu hijo con toda su fuerza hace todo tipo de pataleo, manoteo, llanto, gritos, y revolcadas en el piso. 

¿Qué es un berrinche?

Los berrinches, son manifestaciones que generalmente suceden en los pequeños cuando comienzan alrededor de los 2 años de edad. Esto sucede porque es una etapa en la que desean demostrar su independencia. E intentan expresar a sus padres que pueden hacer lo que quieran, a la hora que deseen, y desafiando su autoridad.

Este tipo de episodios se da como un medio de comunicación. A través del berrinche, tu pequeño se quiere expresar, sólo que no canaliza la forma efectiva de conectar sus sentimientos. Usualmente, su berrinche es una combinación de: miedo, ansiedad, frustración, tristeza, ira, sueño, ganas de comer, etc. Y queda en las madres y padres, ayudarles a encontrar la manera más efectiva de comunicar estas emociones.  

¿Por qué ocurren los berrinches?

Tus pequeños en edad temprana son seres sumamente sensibles que perciben todo a su alrededor. Su corteza prefrontal aún no está completamente desarrollada, lo que  genera ciertos impulsos que terminan en los famosos berrinches. Y, por ello, es conveniente enseñarles modelos para que vayan creciendo y aprendiendo a controlarlos por sí mismos.  

En tal sentido Súper Mamá, es importante orientar al niño para que exprese sus sentimientos, pero sin llegar al extremo del berrinche. La clave está en comprender lo que tu hijo o hija quiere decirte con ese berrinche, y ayudarlo a que exprese de una manera más controlada sus necesidades e intereses. 

En este artículo te ayudaremos Súper Mamá, contándote 5 maneras para controlar efectivamente los berrinches de tus pequeños. 

1. Acercarse al niño dialogando

berrinche
Niño con berrinche

La primero es que te acerques a tu niño calmadamente e intentes conversar con él. Se debe hacer un acercamiento sin gritos, ya que estos no conducen a nada, sino más bien reforzarán la irritación en el niño. El tener una actitud calmada ante el niño hará que este baje con rapidez la intensidad de su rabieta. 

2. Mantener consistencia en todo momento y espacio

manejar un berrinche
Niña haciendo berrinche

Para el estrés de muchas de nosotras, los berrinches usualmente ocurren en espacios públicos y cuando menos nos lo esperamos. Muchas veces, por la vergüenza que esto ocasiona, no queremos establecer límites para no “agravar” la situación. 

Pero es un error limitarse a dar normas al niño cuando se esté en lugares públicos. Sin importar el espacio o momento en el que te encuentres, debes ser consistente con las reglas y los límites, Súper Mamá. 

Lo ideal es hablar con tu hijo calmadamente, tratar de abrazarlo, tomarle de la mano y llevarlo a otro espacio donde puedas hablar con más serenidad, e intentar calmar su rabieta.  Siempre debes mantenerte firme, pero al mismo tiempo con amor en la instrucción dada al niño fuera y dentro del hogar, de esta manera tu pequeño entenderá quien tiene la autoridad. 

3. Ignorar al pequeño, pero al mismo tiempo manteniendo atención del berrinche.

berrinche
Niño molesto después del berrinche

Esta técnica es ideal Súper Mamá, porque le ayudará al niño a dejar de llamar la atención usando los berrinches y permitirá ir controlando estos episodios, hasta que los deje por completo. Decir cosas como “entiendo que estés enojado, pero no puedo ayudarte si no te calmas”. 

Si tu pequeño es el niño que se tira en el piso a patalear, se debe estar pendiente de que no se haga daño con algún objeto alrededor. Al asegurarse de esto, se le pide con paciencia y con un tono de voz calmado que intente tranquilizarse y se le pide que respire profundo. A partir de ese momento se comienza a ignorar, pero siempre estando atento a su comportamiento.

4. Hablar con tu pequeño antes de salir del hogar.

berrinche
Mamá regañando al niño con berrinche

Sin importar la edad temprana que tenga tu hijo, Súper Mamá, se debe hablar con el niño explicándole que sus padres son sus tutores y deben obedecerles, dejándole claro que no dejarán que él haga cualquier rabieta o pataleta en la calle. 

En esa conversación Súper Mamá, puedes aprovechar para explicarle al niño que si hace alguna rabieta, se retornará a casa de inmediato sin importar el lugar donde estén: parque, cine, restaurante, entre otros. De esta manera, el niño comenzará a internalizar que es mejor para él, si hacer una rabieta o disfrutar de un paseo por el parque, por ejemplo.

5. Dale espacio al niño para calmar su berrinche

Es aconsejable que se le dé tiempo al pequeño para liberar la rabieta, siempre tomando en cuenta el lugar donde se encuentren.  De ser en la calle retirarse con el peque hacia un espacio donde puedas hablar con él con más calma.

berrinche
Niño llorando después del berrinche

Esperamos que estas 5 claves te ayuden, Súper Mamá, a controlar los berrinches con tu pequeño. Y, te permitan orientarlo para canalizar sus emociones.

¿Hay alguna estrategia que quieras agregar que te ha funcionado? ¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

pizza

4 Razones Por Las Que Amamos Las Pizzas

súper héroe

¿Mamá de Princesas y Súper Héroes? ¡Esto Es Para Ti!