in ,

Cómo evitar la aparición de moho y humedad en las paredes del hogar

Súper Mamá, llegaron los días de lluvia y con ellos uno de los problemas más indeseables: la humedad. Esta no solo se apodera de las superficies de nuestra casa, afectando su estructura y estética; sino que también, produce mal olor, hongos, ácaros y otras bacterias que afectan la salud.   

Aunque parezca una tarea imposible, es una batalla que podemos ganar con un poco de estrategia. Sigue leyendo el siguiente artículo y te contaremos algunos trucos para que puedas erradicar la humedad y el moho en las paredes.  

Ventilación adecuada del espacio:  

Súper Mamá, la ventilación es un elemento clave para prevenir la acumulación de humedad en el hogar. Abre las ventanas durante el día y deja que circule el aire por lo menos una hora. Para sitios cerrados donde se concentra el calor y vapor; por ejemplo, la cocina o el baño, apóyate con un extractor de aire o ventilador.  

Elimina las áreas problemáticas:  

Si tienes áreas de la casa con material aislante, paneles de yeso o cielo raso que han sido afectadas por el moho y la humedad, lo más recomendable es sustituirlos. Esto considerando tomar las precauciones necesarias para evitar reacciones alérgicas o problemas respiratorios.  

Ahora, si el moho se encuentra en una superficie dura, puedes utilizar algunos productos de limpieza para deshacerte de él. Existen opciones que van desde las más sencillas como: agua, jabón, bicarbonato de sodio, vinagre blanco y cloro, hasta las de uso más delicado como: amoníaco, peróxido de hidrógeno y limpiador antimoho.  

Súper Mamá, atenta al utilizar estos productos y para aplicar el procedimiento, ten en cuenta las siguientes precauciones:  

  • Siempre utiliza elementos para proteger tus manos, brazos, vías respiratorias y ojos.  
  • Nunca mezcles cloro con amoníaco o cualquier otro producto químico. 
  • Al limpiar el espacio, asegúrate de que exista suficiente ventilación.  
  • Si el moho ha comprometido un área grande de la casa, lo mejor es solicitar la ayuda de un profesional.  

Utiliza deshumidificadores 

Un deshumidificador es una alternativa óptima para eliminar los problemas por exceso de humedad dentro del hogar, asimismo, será de gran utilidad para evitar enfermedades respiratorias que suelen provocar el moho y otras bacterias no visibles.   

Súper Mamá, elige el adecuado considerando detalles como el tamaño, si es fijo o portátil, capacidad para retener la humedad, potencia y ajuste de temperatura.  

Elige una pintura de calidad para reparar tus paredes 

Pintar las paredes y otras superficies con una pintura antihumedad, es una de las mejores decisiones para mantener la estética de nuestra casa y cuidar la salud. Este tipo de pinturas es la más recomendable para evitar la proliferación de manchas, hongos y otras bacterias, especialmente, en esos rincones de la casa que cuenta con poca ventilación.   

Beneficios de la pintura antihumedad:  

  • Protegen y aísla la zona afectada.   
  • Son mucho más resistente que una pintura común.  
  • No requiere tanto mantenimiento.  
  • Existen marcas con una amplia gama de colores, además de diferentes tipos de acabados (mate, satinado, con brillo). 

Súper Mamá, hay muchas opciones de pinturas antihumedad en el mercado, cerciórate de elegir la adecuada teniendo en cuenta:  

  • ¿Será para uso de interior o exteriores? 
  • ¿Qué acabado y color deseas? 
  • ¿Cuenta con efecto antimoho o anticondesación? 
  • ¿Es transpirable? 

¡Recuerda pedir asesoría en Do it Center si no sabes cómo empezar! 

¡Encuentra tu favorita en Do it Center! Todo lo que necesitas para construir, remodelar y decorar tu casa en un solo lugar. Visita su página web Do it Center y disfruta de sus productos con entrega a domicilio o retiro en tienda.  

Do it Center ¡Líderes en soluciones para el hogar! 

Recuerda Súper Mamá que con los Do it Puntos ahorras en tus compras futuras. 

Deja la puerta y ventanas del baño abierta para ducharte 

Uno de los lugares que más se afecta en los tiempos de humedad son los baños. Esto debido a la condensación que ocurre por el cambio de temperatura entre el exterior y el interior del espacio, particularmente al usar la ducha caliente.  

Súper Mamá, si este es tu caso, trata de aplicar duchas cortas, además de dejar las ventanas o puerta del baño abierta durante y después de bañarte. Otro truquito, es colocar algunas plantas resistentes en diferentes puntos del baño para que absorban la humedad.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

7 actividades para fortalecer el vínculo con tu hijo adolescente

6 estrategias para enseñar valores a tus hijos de forma creativa