fbpx

19 ideas simples para ahorrar día a día

A la gran mayoría de las Super Mamás nos preocupa muchísimo la economía y, aún más, con el costo de la vida que -cada día- aumentan.

¡Es cierto! Lo que debemos hacer siempre es intentar ahorrar lo más posible en todos los aspectos que se puedan, pero todo no acaba aquí, ya que ahorrar no es algo impensable o difícil de hacer, la cuestión es concienciarse y realizarlo.

Por ello, nuestros amigos de Scotiabank salen al rescate y nos dan algunas ideas para ahorrar en nuestros gastos fijos. Toma Nota:

  1. Gastos de supermercados. Antes de ir al supermercado escribe una lista de lo que necesitas y así, evitas comprar algo que ya tengas o que no necesites.
  2. Compra en grandes cantidades. Si tu familia es numerosa, evalúa realizar tus compras en establecimientos al por mayor.
  3. Elige un plan adecuado. Analiza todas las opciones antes de tomar una decisión. Identifica los servicios que realmente necesitas.
  4. Paga a tiempo tus deudas. Así evitarás el pago de intereses. Utiliza los canales alternos que te permitan realizar pagos de manera cómoda y a tiempo las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  5. Al comprar artículos del hogar. Busca la etiqueta amarilla Energy Guide en los productos, y sobre todo aquellos que hayan ganado la calificación de ENERGY STAR. Éstos te pueden ayudar a ahorrar hasta un 50% en el uso de la energía, además de ayudar a conservar nuestro medio ambiente.
  6. Ahorra dinero en gastos por financiamiento. Haz un pago al contado grande y financia el resto con un préstamo.

 

A tus hijos también los puedes incluir en tus planes y así crearles el hábito del ahorro. Lo lograrás con los siguientes consejos:

  1. Convierte el ahorro en una actividad familiar. Dales una cuota semanal y establece a qué dedicarla. Deposita parte de tu pago en una cuenta de ahorros a su nombre.
  2. Usa tu dinero con respeto. La mejor forma de enseñarles el valor del dinero es respetándolo tú mismo. Guarda esas monedas que tienes almacenadas y colócalas en una cuenta de ahorro.
  3. Relaciona el trabajo con el dinero que ganas. Hazles saber de dónde proviene el dinero que tienes. Si te ven sacar dinero de un cajero automático, explícales que trabajas para ganarlo.
  4. Conceptos básicos. Explícales la diferencia entre monedas y billetes, y la utilidad que tiene cada uno. Aprovecha los juegos para poner en práctica ese aprendizaje y ver en la realidad la sustitución de los valores.
  5. Metas personales. Haz que asuman como reto personal comprar ese juguete o aparato que tanto anhelan y ayúdalos a que guarden el dinero necesario para obtenerlo.

Al final, lo más importante es que podamos planificarnos para poder sacarle provecho a nuestros ingresos y podamos enseñarles a nuestros hijos que para poder tener sus cositas tienen que ahorrar, por que las cosas cuestan.

En las mismas líneas, ahora te damos las pautas para definir tu presupuesto familiar:

  1. Establece el total de tus ingresos netos mensuales. Si tus ingresos varían, trata de estimar la cantidad promedio. Deposita tus fondos en una cuenta de ahorro donde recibas intereses de acuerdo al saldo que mantengas.
  2. Identifica tus gastos mensuales fijos. Elabora una lista de tus necesidades básicas. Elabora un plan de gastos con la finalidad de ajustarlos.
  3. Asigna una cantidad para tus gastos variables. Haz una lista de esos gastos que tal vez no pasan todos los meses, pero que siempre deben ser tomados en cuenta, tales como: eventos especiales, regalos de navidad, viajes, vacaciones, cumpleaños, etc.
  4. Determina el monto que depositarás mensualmente para tus ahorros. Te recomendamos que sea al menos el 10% de tu salario. Existen planes de ahorro automático que te rebajan un momento fijo de tu cuenta de ahorros.
  5. Elabora una lista con un estimado de gastos extraordinarios. Siempre hay imprevistos para los cuales necesitas tener dinero, como renovación de la placa, arreglo de tu auto, mantenimientos, etc.
  6. Empieza a ahorrar cuanto antes. Mientras más temprano empiezas a ahorrar, más tiempo tendrá tu dinero para crecer. Determina la cantidad que puedes destinar para ahorrar y comienza hoy.
  7. Ahorra el dinero que te llegue de sorpresa. Como regalos, rifas, bonos, etc. Piensa que igual no contabas con él.
  8. Planifica las compras importantes a través de un plan de ahorro. Al final podrás realizar tu compra sin afectar tu presupuesto.

 

Para finalizar mis queridas Super Mamás, las invitamos a que si tienen alguna interrogante de cómo ahorrar mejor o quisieran que las asesoraran en cualquier trámite financiero, pueden contactarse -con toda confianza- con nuestros amigos de Scotiabank al 800-2000, entrar a scotiabank.com.pa o visitar la sucursal que más les convenga. ¡A ahorrar se ha dicho!

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios