fbpx

Del pañal al inodoro en once pasos

Si tu hijo puede caminar, sentarse y parar sin ayuda, muestra interés para ir al baño o identifica cuando su pañal está sucio, puede ser que esté listo para dejar el pañal.

Texto: Iranela Sánchez

Después de haber cambiado cerca de dos mil pañales al año (calcula unos 6 al día), seguramente estás deseando que tu pequeño empiece a ir al baño solito. Pero pocos padres están preparados para el tiempo que toma en realidad ese proceso.

Algunos niños aprenden en pocos días, pero muchos otros tardan varios meses. En general, cuanto más pequeño es el niño al empezar el entrenamiento, más tardará en aprender.

Pero ¿cómo sabemos que nuestro hijo está listo para ir al baño? Super Mamás te detalla las alertas:

  1. Identifica las señales de que tu niño está listo

Alrededor del primer año, un niño comienza a identificar que lo que siente son ganas de hacer pipí o popó.

 

Algunos niños están listos para empezar el proceso de retirada del pañal a los 18 meses de edad, pero hay otros que no demuestran el más mínimo interés hasta que tienen 3 años o más.

Algunas señales que pueden hacerte saber que tu hijo está preparado para ir al baño son:

  • Puede caminar, sentarse y parar sin ayuda.
  • Muestra interés para ir al baño imitando a sus padres o hermanos mayores.
  • Identifica cuando su pañal está sucio.

 

Trata de no meter presión al tema, apresurarlo cuando no está listo aún será contraproducente y frustrante para ti y para él.

 

  1. Compra el equipo necesario

Invierte en una vasenilla de animalitos o en un asiento especial que se acopla al inodoro de tu baño. Esto le quita los nervios al niño de enfrentarse con el baño grande, ya que a algunos niños les da miedo caerse dentro o les asusta el ruido al halar la cadena.

 

  1. Crea una rutina para tu niño

Para empezar, haz que tu niño se siente completamente vestido en su orinal una vez al día, después de desayunar, antes de bañarse o cuando normalmente suele hacer popó o pipí. Así se irá acostumbrando y empezará a aceptar la vasenilla como parte de su rutina diaria.

Pon la vasenilla en un lugar accesible y conveniente.

  1. Dile adiós al pañal

Una vez que tu niño ya esté plenamente acostumbrado a sentarse vestido en su orinal, el siguiente paso es lograr que lo haga sin el pañal.

Esta es la etapa en que empezarás a explicarle que así lo hacen mami y papi (y los hermanitos que tenga) todos los días. O sea, explícale que cuando ya eres mayor te quitas la ropa antes de hacer pipí o popó.

 

  1. Muéstrale cómo se hace

Los niños aprenden imitando a los adultos, por lo tanto, la manera más natural de que aprendan a usar el inodoro es viéndote hacerlo.

Si tienes un varoncito, es más fácil que empiece a hacer pipí sentadito, y que más adelante papá o un hermano mayor le enseñe a hacer pipí de pie. Seguro que no tardará nada en imitarlo.

Cuando le estés mostrando a tu niño o niña cómo se usa el inodoro, es bueno que le vayas explicando lo que estás haciendo, le enseñes lo que has “producido”, y le muestres que al final te limpias, te vistes, tiras de la cadena y te lavas las manos.

 

  1. Explícale el proceso

Enséñale a tu hijo la conexión entre el popó y el inodoro. La próxima vez que ensucie el pañal, llévalo a su orinal, siéntalo y luego vacía el pañal en su orinal por debajo de él. Esto le ayudará a asociar el acto de sentarse en el orinal y hacer popó.

Vacía el contenido de su orinal en el inodoro y permítele que tire de la cadena si quiere (pero no insistas si notas que le da miedo), para que vea adónde va su caquita. Enséñale a vestirse y lavarse las manos al final.

 

  1. Motívalo a ser independiente

Motiva a tu niño a usar su vasenilla siempre que tenga ganas de hacerlo. Si necesita ayuda para subir y bajar sus pantalones o ropa interior, asegúrate que sepa que te lo puede pedir a ti, y que tú lo llevarás al baño cuando quiera.

Si puedes, permítele que de vez en cuando circule por la casa sin pañales y mantén su orinal a la mano. Cuanto más tiempo lo dejes sin pañal, más rápido aprenderá, aunque tú tendrás que estar dispuesta a limpiar algunos charquitos.

 

  1. Compra ropa interior de entrenamiento

Puede que te sirva de ayuda la ropa interior infantil con una protección extra absorbente, o pañales desechables que se suben y bajan como la ropa interior, ya que permiten que tu hijo se los quite y se los ponga él solito.

Aunque los calzoncitos entrenadores de tela son menos convenientes que los desechables, a algunos padres les gustan porque el niño puede sentir de veras cuando hace pipí o popó. Sea cual sea la opción que elijas, introdúcela gradualmente, unas horas cada día, y sigue poniéndole pañales normales por las noches.

  1. Acepta sus “accidentes” con buen humor

No hay niño que domine completamente el arte de ir al baño solito sin antes tener una serie de pequeños “accidentes”. Cuando esto ocurra, no debes enojarte con tu niño ni castigarlo; recuerda que hasta hace muy poquito tiempo tu hijo aún no había desarrollado completamente sus músculos, y por lo tanto no tenía el control necesario para lograr contener la orina o las deposiciones.

  1. Comienza el entrenamiento nocturno

Aunque tu hijo se mantenga limpio y seco durante todo el día, puede que pasen varios meses, o incluso años, hasta que logre controlar sus necesidades durante la noche, o sea que aún no te deshagas de sus pañales.

Para ayudarle a mantenerse seco, no le permitas beber demasiado líquido antes de acostarse y recuérdale que, si se despierta en el medio de la noche, te puede llamar para que le ayudes a ir al baño. Otra cosa que puedes hacer es colocar su vasenilla al lado de la cama por si quiere usarlo.

 

  1. Celébralo, ¡lo has conseguido!

Cuando tu niño esté listo para aprender esta nueva habilidad, lo hará con éxito. Y si en lugar de tratar de apresurarlo esperas a que verdaderamente esté preparado, todo el proceso será mucho más fácil, tanto para ti como para tu hijito.

 

Y a ti como te fue con este tema. ¿Qué métodos usaste?

Artículos Relacionados

% Comentarios (13)

Buenisimo ,gracias voy a ponerlo en practica

Buenas tardes querida Leydiana
Muchas gracias por tus palabras y de seguro te irá super bien.
Nos dejas saber.
Un fuerte abrazo.

muchas gracias con mi nia estamos en esa etapa muy util consejo

Tan bella Nely
Muchas gracias y te invitamos también a seguirnos en Facebook como Super Mamás Panamá
Saludos cordiales.

Super!! Lo lei en el momento indicado, utilizare estos consejos, mi bebe acaba de cumplir 19 meses, y con esas pistas ya esta lista para iniciar este proceso. GRACIAS!!!

Hola querida Paola
Gracias por tus comentarios y nos encanta que este escrito sea la solución a tu inquietud.
Un abrazo.

Mi bebé esta en el proceso
Ya no usa pañal en el dí, pero en la noche aun no lo deja del todo pero hemos avanzado 😉

Hola querida Yesica
weeeeee… esas con excelentes noticias. Vamos progresando, todo es paciencia y constancia.
Saludos cordiales.

Excelente artículo muchas gracias lo pondré en práctica con mi hijo, muchas gracias

Hola Lilia querida
Muchas gracias por tu comentario. Nos encanta que nuestros escritos despierten esa buena vibra.
Un abrazo y nos dejas saber cómo te fue.

Hola mi niña tiene 3 años y aún no logro que haga popo en la vasenilla ni el inodoro haciendo pipí le va súper pero con el Pool dice que no que eso se hace en el pamper le pongo pepita interior sin pañal para que de repente al sentirlo no le guste sentirse sucia pero no logro que lo haga en la vasenilla que más puedo hacer Súper Mamás

Hola Mi querida Super Mamá
Te invitamos a leer nuestro artículo “Del pañal al Inodoro”, allí te damos once pasos que te ayudarán.
Saludos cordiales y nos dejas saber cómo te va.

hola
buenisimo…
mi niño hace poco cumplió tres años y esta en ese proceso,
solo que aun ocurren accidentes con el popo. 🙁

saludos

Esperamos tus comentarios