in

El niño de la sala de espera…

Hoy nuestra super mamá famosa, Erika Nota, nos hablará de Roberto Lucca, su hijo mayor. Cada día le enseña que las cosas son mucho más llevaderas si tienes full actitud. Su gran amor la llena de fortaleza para seguir adelante.

 

Texto: Erika Nota

 

 

He tenido la fortuna de ser mamá de 2 maravillosos hijos… ellos son el motor de mi vida.

 

Ustedes han conocido -a través de mis escritos- a mi hijo menor Rocco, un guerrero de admirar. Pero hoy quiero hablarles sobre mi hijo mayor Roberto Lucca, un guerrero también que siempre desde muy pequeño ha estado al pie del cañón. Si, él sin pedirlo, muchas veces sin saberlo, ha sido un niño de la sala de espera. Ustedes me preguntarán, qué quiero decir con esto… les explico a continuación.

 

Desde muy pequeño -para ser exactos desde que tenía 1 año y medio-  mi hijo mayor ha sido uno de esos niños… sí, uno de esos niños que ha estado presente cuando su hermano ha estado en el hospital, en visitas médicas o en urgencias, siempre esperando en la sala de espera. Incluso, se me viene a la mente esa primera vez que estuve en urgencias con Rocco en mi vientre en plena madrugada. Allí estaba Roberto Lucca seguramente sin saber lo que ocurría, pero sentadito en pijamas, quietecito esperando en alguna sala de espera.

 

Al referirme a estos niños, estoy hablando de los hermanos, ya sean mayores o menores de niños con condiciones. Estos niños muchas veces crecen de una manera un poco diferente. Sí, porque es inevitable que estos niños de pequeños no puedan entender por qué papá o mamá están más pendientes de su hermano o hermana, por qué mamá se la pasa en hospitales con mi hermano e incluso muchas veces no viene a casa a dormir. Son niños que al principio no pueden comprender del por qué mi hermanito o hermanita no puede hablar, caminar, correr o jugar, así como cualquier otro niño. Son niños que a medida que van creciendo van comprendiendo del porqué de las circunstancias, del porqué de todo. Estoy convencida que pese a que es una lección muy dura que deben aprender sin ellos pedirlo, también estoy segura que así como Diosito le manda las más importantes y difíciles batallas a sus mejores guerreros, así mismo escoge a esos hermanos que se encargarán de acompañar a esos angelitos y sus padres y, que muchas veces servirán de guía, apoyo y compañeros de vida.

 

He tenido la oportunidad de conocer a muchos de esos hermanos de esos angelitos y, sin duda alguna son seres humanos maravillosos, empáticos con otros y con una sensibilidad hacia el prójimo que todos deberíamos practicar. Lo veo diariamente con Roberto Lucca. Mi corazón se hace grande cada vez que sus maestras me comentan la disponibilidad y entrega que tiene él para con los demás. Siempre dispuesto a ayudar, no importa quién seas y con una sonrisa que te ilumina el día.

 

Recuerdo alguna vez cuando pasábamos por el Santuario, vimos al señor que pide dinero en la calle que está todo desfigurado aparentemente por un cáncer. La primera vez que Roberto Lucca lo vio se asustó y me preguntó el por qué tenía su cara así… realmente no sabía cómo explicarle que el señor tiene cáncer y decidí explicarle sencillamente que el señor estaba enfermo, y que era un ser humano y que tenía sentimientos como él y yo. A lo que él inmediatamente me contestó que cuándo lo podría ayudar para que no se sintiera solo. ¡Así es él!

 

Muchas veces me ha preguntado cuándo su hermanito va a correr con él, ya que su más grande deseo es poder enseñarle a Rocco a jugar fútbol y, aunque yo no tengo una respuesta para eso lo que sí sé es que él diariamente no sólo le enseña a Rocco sino también a mí con esa energía y alegría de vivir que lo caracteriza, que las cosas son mucho más llevaderas si tienes full actitud. Así es mi niño grande, como le encanta que le diga, su gran amor nos llena de fortaleza para seguir adelante, un gran niño que estoy segura será un gran hombre, mi niño de la sala de espera.

57 Comments

Leave a Reply
  1. Hermoso tu niño de la sala de espera .., ya es un gran chico con valores y amor, así mismo será un gran hombre q estoy segura es el reflejo de una súper Mama …. bendiciones

  2. Grandes son esos hermanos… Tengo un niño de condición muy especial y cada uno de sus hermanos es un toque especial y amoroso hacia el… Es la bendición mas hermosa que ha llegado a nuestra familia… Gracias por compartir un 💋

  3. Este tema me ha tocado el ❤️. Siento que los niños tienen una capacidad inmensa para amar. Mi hija mayor a su 2 añitos y medio, cuando recibimos a su hermanita. Yo estaba llena de tanto temor por sentir que la iba a dejar del lado por atender a otra bebé. Sin embargo su dulzura y disposición para proteger a su hermana, me enseñó que amar como niño hace que te acerques más a Dios.

  4. Excelente !!!
    Yo tambien fuí y sigo siendo una niñade la sala de espera… aunque hoy en día ya tengo 41 años y mi hermano 39.
    Saludos,

  5. Ohhh Erika eres una mujer tan fuerte y bendecida, tus hijos son fortaleza y sinónimo de amor
    Que Dios siga bendiciendo tu vida y la de tus niños, te admiro muchísimo

  6. ❤❤❤❤Que bonito! Yo tengo cuatro hijos. Gracias a Dios todos con buena salud. Y admiro inmensamente a aquellos papis y hermanitos que afrontan tan positivamente las circunstancias de un hijo(a) con condiciones especiales.
    Esas personitas maravillosas merecen un sincero reconocimiento. ❤❤❤❤

  7. En realidad Erika eres una Súper Mamá en todo el sentido de la palabra, de igual forma es lo que he vivido con david antonio mi hijo menor con condiciones especiales y su hermana mayor María Alejandra que aún la diferencia de edades de 21 y 6 años han creado una conexión inexplicable con un amor verdaderamente puro, sincero una relación de hermanos que me hace sentir tan especial como ellos, porque llenan mi mundo de una manera inexplicable, felicidades saludos.

    • Buenas tardes querida Sucel

      Felicitaciones también por esa entrega, vocación y amor. Y de igual forma eres una Super Mamá.

      Muchas gracias por tus palabras y mi respetos para ti.

      Miles de abrazos

  8. Ame este post Erika, así como Roberto Lucca yo también fui y soy niña de Sala de Espera y como bien lo mencionas al principio uno no entiende y cuando vas agarrando conciencia te vas haciendo más responsable y más empatico con la enfermedad. Un abrazo a tu hijos y a ti lo estas haciendo súper bien.

    • Buen día querida Liz Marie

      Así es, con el tiempo todo tiene sentido y nos empoderamos de la situación.

      Muchas gracias por leernos.

      Y un abrazote igual

  9. Wao me saco lagrimas!!!. Palabras con amor y una madre entregada!!. Definitivamente Dios te mando ese maravilloso hijo como tu bastón y fortaleza para sacar adelante a Rocco. Y ellos son bendecidos por tener una súper mamá!!!

    • Buen día querida Gizeh

      Me encanta que te haya gustado la columna y créeme que me llegan al corazón tan maravillosas palabras.

      Muchas gracias.

      Abrazos

    • Maravillosas palabras que también calan en mi corazón.

      Es gratificante que mi escrito cree esos sentimientos.

      Un gustazo y un fuerte abrazo.

  10. Me ha llegado al fondo del alma y el corazon este articulo. MI hija tiene un trastorno de ansiedad y desde pequeño mi gran Juan David ha estado ahí como bien dices, al pie del cañón, viendo como a veces le damos mas atención a ella porque le cuestan un poquito más ciertas cosas y el desde pequeño siempre apoyando sin decir nada. Pero hay que tener cuidado, porque son niños y a veces nos olvidamos de eso, por ello es muy importante, como bien lo haces Erika, estar muy pendientes de ellos para que no les afecte. Bendiciones a ti y atus niños.

    • Buen día estimada Super Mamá

      Sí, es una lucha diaria, pero hay que llenarse de fe, amor y fortaleza para sacar adelante a nuestros pequeños.

      Mi admiración para ti también. ERES UNA SUPER MAMÁ.

      Gracias mil por tus hermosas palabras.

      Un fuerte abrazo.

    • Muchas gracias querida MAF

      La labor es ardua, pero se hace con muchísimo amor y fe.

      Un fuerte abrazo y gracias por ser una Super Mamá.

  11. Bello escrito Erika, me encantaría que mi hijo también fuese amigo de Lucas y compartieran, al leer tu escrito identifique a mi hijo dedicado y desprendido. Creo eso tiene mucho que ver con la crianza y los valores que tu persona ha inculcado en él. Realmente es todo un caballero, sin dejar de ser niño. Un día una psicología me dijo: deje que su hijo sea niño y no le haga sentir las responsabilidades de un adulto que aun no le competen, hasta cierto punto tiene razón pero creo que hay que inculcarles desde pequeño el amor, cuidado y atención hacia el prójimo y los seres vivos. Esto hará de ellos hombres de bien.
    Mucha suerte y sigue construyendo full actitud a tu familia que eso es lo que hace la diferencia en este mundo a veces hostil para cono nosotros mismos. Dos te bendiga.

    Saludos, Sandra

  12. Un abrazo…. Tú sí eres una máxima de este país. Excelente madre, educando y llenando de amor a sus hijos!
    Un abrazo, Dios los bendiga!

  13. Hola, Erika Nota, sé lo q es tener un hijo de la sala de espera, mi hijo mayor, siempre estuvo conmigo y su hermanita, cuando tenia sus cricis, ella fue una niña especial, luchadora , ahora descanza en los brazos de Dios, pero mi niño siempre la acompañó, sentado en la sala de espera, felicidades por ser lo q eres y tener un hijo tal cual. Dios los bendiga.

    • Buenas tardes querida Katya

      Cuanto lo siento. Gracias por esa fortaleza, amor y templanza. Amén por esas bendiciones.

      Un fuertísimo abrazo y gracias por ser una Super Mamá.

  14. Que belleza de escrito Ericka… en mi caso, mi niño de la sala de espera es el menor, de 3 años. Su hermano mayor, de 7, tiene autismo y aún no habla. El chiquitín ahora es un lorito y mi corazón se llena cuando lo oigo llamar en su media lengua a su hermano, para jugar, bañarse, comer, ver tele… para lo que sea!! Lo incluye en toda su pequeña vida, le canta y lo pone a bailar. Cuando quedé embarazada de él estaba aterrada. No sabía como iba a hacer para atender a un bebé, estando dedicada a mi hijo mayor y todas sus necesidades especiales. Pero ahora comprendo, mi niño de la sala de espera llegó para eso: para esperar a su hermano, acompañarlo en todos sus logros y convertirse en su mejor apoyo. Y ahora no puedo estar más feliz y agradecida de tenerlos a ambos❤
    Gracias por compartir las historias de tus dos tesoros, de verdad que me siento identificada y acompañada en este caminar que sólo las que lo vivimos lo podemos comprender. Un abrazo.

    Bolshaya Sterling

    • BUENAS TARDES QUERIDA BOLSHAYA

      QUÉ HERMOSAS PALABRAS. ME ALEGRO QUE CON MI ESCRITO LOGRES IDENTIFICARTE Y MUCHAS GRACIAS POR NO DESFALLECER.

      GRACIAS POR SER UNA SUPER MAMÁ, SEGUIMOS ADELANTE.

      UN FUERTE ABRAZO.

  15. Hermoso ! No cabe duda que tus hijos serán unos caballeros de bien , tus mejores compañeros y el amor más sincero que vas a conocer . Un abrazo .

    • Buenas tardes estimada Saykia

      Muchas gracias por tus palabras de aliento.

      Saludos cordiales y gracias por seguir a Super Mamás Panamá.

  16. Ufff por mas que me identifique, se me llenan los ojos y el alma de lagrimas, porque Yo se que ellos, los niños de sala de espera sufren al igual que mamita y papa, pero la madurez y enenseñanza que le eduquemos los hace grande en todo momento y circunstancia.
    En mi caso el menor comprende mas a su hermano que el resto de la Familia….con eso digo todo.
    Saludos y ganas porque solo Dios sabe su objetivo.

    • Buenas tardes querida Melissa

      Qué hermosas tus palabras, mejor no has podido describirlo.

      Gracias por leer y confiar en Super Mamás Panamá.

      Un fuerte abrazo.

  17. Tuve una niña con una condición especial, mi hijo también fue un “niño de la sala de espera” desde sus 6 años, hasta sus 13, que nos tocó despedirnos de nuestra Gaby. Y tengo que decir, que no pude haber recibido mejor regalo. Siempre cuidándola, protegiéndola, y mostrando todo su amor, hasta el último momento. Un verdadero guerrero, igual que su hermanita, y agradezco a Dios todos los días por darme la dicha de su presencia, y su gran madurez y sabiduría a tan corta edad. Mis mejores deseos para tí, tu hermoso Rocco, y su hermanito mayor, Roberto. Gracias por compartir tu hermosa experiencia. Abrazos!

    • Buenas tardes Eychell querida

      Mil gracias por tus buenos deseos. Bendiciones para ti también.

      Un fuerte abrazo, porque también son unos guerreros.

  18. Me detuve a leer este artículo y me ha impactado, tambien tiene mucho que ver cómo lo has integrado con lo de su hermanito Te admiro Erika….sigue adelante!!!

    • Hola querida Mónica
      Mil gracias por tus comentarios. Y sí, es cuestión de integración, amor y comunicación.
      Gracias por seguir Super Mamás.
      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Trece ideas fantásticas para estas vacaciones escolares

Molestias que no debes ignorar durante el embarazo