fbpx

Ismarí: “El cáncer asusta, pero es una lección que tenemos que abrazar”

El mayor consejo que Ismarí Pimentel puede darles a otras madres que pasan por lo mismo es que sigan las instrucciones del médico y que luchen con una actitud positiva.

Texto: Ismari Pimentel

¡Hola Super Mamás! Mi nombre es Ismarí Pimentel y laboro como Gerente de Ventas en Corporación La Prensa. Tengo dos hijos, uno de 18 y otra de 13 años. Antes de todo el tratamiento me encantaba correr, lastimosamente, he tenido que bajar la intensidad a únicamente caminatas. También he encontrado una pasión por escribir, lo cual desarrollo a través de la columna: “En los zapatos de María Antonieta”, publicada en ellas.pa. Y hoy les quiero contar mi historia.

 

¿Cuéntenos cómo fue que le diagnosticaron cáncer? 

R: Fue en octubre 2017, después de repetir la mamografía y ultrasonido por segunda vez en el año, pues ya me había realizado los exámenes en el mes de marzo. Fue una gran sorpresa, pues hasta ese momento, no había historial de cáncer de mama en la familia. No tuve tiempo de pensar, comenzamos a actuar lo más rápido que pudimos, en menos de 1 semana, ya teníamos organizado los pasos a seguir.

 

¿Qué fue lo más difícil durante su tratamiento?  

R: Cáncer de por sí es una palabra muy fuerte, algo que uno nunca piensa que puede pasar. Comienzo diciéndoles, que se hizo material uno de mis grandes miedos, el tener Cáncer; los segundo era que se me cayera el cabello en algún momento de mi vida, y lo tercero a la palabra muerte. El ser diagnosticado con esta enfermedad te hace entender que somos vulnerables, que en el algún momento nos vamos a morir y eso hay que absorberlo, entenderlo y fortalecer tu espiritualidad, pues eso es lo que alimenta tu alma. Otro de los momentos más duros, es cuando comienza a caerse el cabello y se pone aún peor, cuando se caen las cejas y las pestañas, pues cambiamos completamente, somos otras personas durante el tratamiento. Por más que sea algo temporal, hay que tener una fortaleza interna para no dejarse combatir en ningún momento.

 

Su principal motivación para seguir adelante.

R: Tuve varias motivaciones. En primer lugar, mis hijos y mi esposo. Mi esposo durante todo el tratamiento me cuidó con amor, sin desesperarse, entendiendo cada paso que daba, eso tuvo un valor importante para mí; reconocer que ese compañero manifestaba su amor a través de su apoyo. Otra motivación, fue la pasión de seguir hacia adelante, no me di cuenta en qué momento me convertí en una “influencer”, pero el saber que podía ser un ejemplo positivo para los demás, me daba fuerza todos los días para seguir. Me levantaba con la frente lo más alto que podía, inventándome diferentes roles, porque sabía que alguien siempre me estaba mirando…

 

Consejos para las Súper Mamás

R: Primero me gustaría decirles, que no se dejen abatir. El cáncer asusta, es verdad, pero no es una sentencia de muerte, es una lección que tenemos que abrazar para seguir adelante; por nosotras y para quienes tenemos la dicha de tener una familia alrededor. Les aconsejaría que, si alguna es diagnosticada, que siga exactamente lo que le diga su médico, ni más, ni menos, y que luchen con la actitud lo más positiva que tengan, pues su cuerpo necesita sentirse que estamos en esa batalla para poder recuperarse. Y por último, recuerden que nosotras no vinimos al mundo a pasar desapercibidas, que nuestra vida tiene que tener una razón, por pequeñas que puedan ser nuestras acciones, debemos de convertirnos en seres transformadores, para así ir cambiando el mundo…

 

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios