in

5 tips de belleza para mamás sin tiempo

¿No tienes tiempo de arreglarte y tu piel se ve apagada y sin vida? ¡Es momento de cambiar! Estos tips te harán lucir como la mamá guapa y especial que eres.

Texto: Iranela Sánchez

¡A ver mamá! Te ha pasado que ¿por más que tratas de hacer tiempo para arreglarte, no puedes? ¡Claro que sí!

 

Y es que ser mamá es más difícil de lo que parece y si hay algo que te falta, es tiempo. Puede que tu bebé haya llorado toda la noche, o que hayas tenido que levantarte temprano para llevar a los hijos al colegio. Sea cual sea la razón, tu piel puede llegar a verse seca, sin vida y lo más probable es que estés cansada de verte así. ¡No te preocupes más! Te traemos 5 tips de belleza que te ayudarán a verte bien todos los días en poco tiempo y parecerá que dormiste bien toda la noche, que no te desvelaste y que tienes tiempo para arreglarte.

 

  1. Toma mucha agua: Podrá sonar ridículo que tomar mucha agua sea un tip para lucir mejor, pero hidratarte de manera correcta hará una gran diferencia en tu apariencia. Lo más importante es que siempre tengas una botella de agua contigo, para poder tomarla a cualquier hora; ya sea en el coche camino al colegio, en la casa dándole a los hijos de comer, o por la tarde haciendo alguna otra actividad. El chiste es que te hidrates todo el día. El agua tiene increíbles beneficios. Cuando estás bien hidratada, tu piel se ve más brillante, con más vida, y más natural. Los ojos también se ven más brillantes, tienes más energía y estás más sana. Tomar agua es una manera rápida y fácil de eliminar las toxinas, hidratarte y hasta evitar las ojeras y los ojos hinchado.

 

  1. Báñate por las noches: Aprovecha tu tiempo, y después de haber acostado a los niños, métete a bañar. Tendrás más tiempo para lavarte el cabello, ponerte acondicionador y además te va a relajar muchísimo un baño en la noche.

 

  1. Usa shampoo seco: Nada será más fácil si no tienes tiempo para bañarte que usar shampoo en seco. Además, ¿quién tiene tiempo de lavarse el pelo, ponerse acondicionador y secárselo? Aunque hayas decidido bañarte en la noche, usar shampoo en seco hará que tu rutina sea mucho más rápida. El shampoo en seco es súper fácil de usar. Aplícalo en la cabeza y hazte un masaje en todo el cuero cabelludo. Después, lo único que tienes que hacer es cepillarlo y ¡voilà! Pelo limpio al instante.

 

  1. Menos maquillaje, enfócate en lo básico: Si no tienes chance de aplicar un maquillaje de comercial de televisión, no te preocupes. De acuerdo con los expertos, basta con definir tres puntos claves de tu rostro para que te veas radiante: las cejas (asegúrate de mantenerlas depiladas y píntalas suavemente), los pómulos (bien sea con rubor o con bronceador mate; un toque de color hace que luzcas despierta), y los labios (no necesitas un labial fuerte. Simplemente exfólialos y suavízalos para resaltar su color natural). No olvides rizar tus pestañas si todavía tienes unos minutos.

 

  1. Elimina las ojeras: Las ojeras y los ojos hinchados son clásicos en mamás primerizas. Estabas acostumbrada a dormir toda la noche, y ahora tu bebé se despierta a comer o a llorar en la madrugada. Además de maquillarte, una manera fácil y rápida de eliminar la evidencia, y hacer parecer que dormiste toda la noche, es usar bolsitas de té verde en los ojos. Mete las dos bolsitas en una taza con agua caliente como si fueras a beberlo. Después de unos minutos, sácalas y deja que se enfríen, quitando también el exceso de líquido. Cierra los ojos y coloca las bolsitas sobre tus ojos por unos minutos. La cafeína del té ayudará a que la circulación en la zona incremente y los antioxidantes ayudarán a evitar las arrugas y a devolverle vida a tus ojos.

  1. Rutina de belleza: Seguir con tu rutina de belleza en las mañanas es todo un reto. Hidratar tu piel es esencial para que te veas perfecta aún sin maquillaje; opta por un régimen nocturno que sea rápido y efectivo. Basta con aplicar una crema de noche pesada o una mascarilla reparadora que trabaje, suavice y humecte mientras duermes.

  1. No caigas en la tentación: Es muy fácil olvidarte del estado de tu cabello. Sabemos que andar por la vida con treinta colores en tu pelo es muy tentador, pero la verdad es que no te hace falta una mano profesional para actualizar tu look.

 

Cada dos semanas, puedes mezclar una parte de acondicionar o mascarilla profunda con tres cuartas partes de tinte (puede ser uno similar al tono que tengas ahora o con matices cenizas, para contrarrestar el naranja o rojo en rubios y castaños) y déjalo en tu cabello por al menos una hora. Además de humectar de raíz a puntas, tu melena se verá más brillante y con un color más uniforme. ¡Pruébalo y nos cuentas!

5 Comments

Leave a Reply
  1. Me encancataron esos tips los aplicare de verdad que no tengo tiempo entre preparar desayuno alistar a mi niño llevarlo corriendo al coif para no llegar tarde a mi trabajo no me da tiempo para mii misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Hablemos del parto natural

12 señales de Leucemia en los niños