in ,

AmorAmor IncreíbleIncreíble

5 Ideas De Mascarillas Caseras

Consiente tu piel con estas mascarillas en casa.

Mascarilla Casera

Hoy queremos celebrar por todo lo alto tu belleza, Súper Mamá, y qué mejor que con ideas de mascarillas caseras. Sabemos que cuidarnos nuestra cara es una parte importante de nuestro bienestar. Pero cada una tiene un tipo de piel tan diferente, que puede ser difícil encontrar un producto que se acomode a nuestras necesidades.

Por eso, hoy te traemos 5 mascarillas caseras, para que te consientas desde la comodidad de tu hogar.

1. Mascarilla Humectante

Mascarilla Humectante
Mascarilla de Miel, Naranja y Leche
Es para ti si

Con frecuencia sientes tu piel cansada, seca, o monótona. La miel siempre ha sido un ingrediente por excelencia en el cuidado de la piel, ya que nutre, hidrata y rejuvenece. Al mezclarla con otros ingredientes, se destaca un efecto poderoso para el cuidado de nuestro rostro.

Para hacer esta mascarilla necesitas:

  1. Miel
  2. Jugo de naranja
  3. Leche

Debes mezclar dos cucharadas de jugo de naranja, dos de leche y por último dos cucharadas de miel. Cuando tengas la crema homogénea, la aplicas en tu rostro, dejándola actuar por unos 10 minutos.  Enjuaga tu cara, con abundante agua natural o fría.

2. Mascarilla Exfoliante

Mascarilla Exfoliante
Mascarilla de Azúcar y Almendras
Es para ti si…

Si sientes tu cara tensa, con exceso de grasa acumulada en ella, o necesitas darle atención especial a tu piel. La exfoliación ayuda a depurar esa grasa en el rostro.

Esta mascarilla requiere:

  1. 2 Almendras
  2. Miel
  3. Zumo de limón
  4. Azúcar
  5. Aceite comestible

Primero deberás triturar las dos almendras, dejándolas bien pulverizadas. Luego agregas una cucharada de miel y otra de zumo de limón.  Aplica la mascarilla sobre el rostro, dejando que haga efecto de 10 a 15 minutos. Pasado el tiempo, retira la mascarilla con agua templada.

Otra buena opción de mascarilla exfoliante, es mezclando una cucharada de azúcar, un chorrito de aceite comestible y unas gotas de limón. La preparación y aplicación es igual a la mascarilla anterior, siendo efectiva para eliminar la grasa de la cara.

Procura sólo utilizar esta 1 o 2 veces a la semana, para no irritar tu piel.

3. Mascarilla para Piel Seca

Mascarilla Piel Seca
Mascarilla de Avena, Banano y Miel
Es para ti si…

Sientes tu cara seca, sin brillo, o poco hidratada, e incómoda. Para solucionar esto, es importante la aplicación de esta mascarilla, que te ayudará a mantener tu piel lozana.

Para esta mascarilla necesitas:

  1. 1 Banana
  2. Avena en hojuelas
  3. Miel

Debes triturar todo el guineo. Añádele 4 cucharadas de avena en hojuelas, y una de miel.  Ahora colocas la mascarilla en el rostro, dejando que actúe por unos 15 minutos. Luego retira, con abundante agua fría.

Con esta mascarilla desde la primera aplicación sentirás como el rostro se humecta, dándole frescor y vida a tu piel.

Este estilo se logra con cerámicas decoradas y marcos ornamentados. También con cuadros o espejos, distintos puntos de luz que crean ambientes, cortinas personalizadas, zócalos, papel tapiz.

4. Mascarilla Para Combatir Puntos Negros

Mascarilla de Miel y Limón
Es para ti si…

Encuentras algunos fastidiosos puntos negros de los que te quieres deshacer. Es muy sencilla de preparar y te ayudará a eliminar en poco tiempo esas desagradables marcas o puntos negros, que se hacen en el rostro.

Solo necesitas:

  1. Miel
  2. Limón

Mezcla una cucharada de miel, con una de limón.  Aplícala en tu rostro por unos 15 minutos y luego retira con abundante agua fría.

Si la usas de forma consecuente, notarás el cambio de las manchas desde la primera aplicación.

5. Mascarilla Antirrugas

Mascarilla Antiarrugas
Mascarilla de Tomate
Es para ti si…

Se están empezando a formar esas líneas inevitables en el rostro, y deseas suavizarlas o minimizarlas. El  tomate tiene múltiples propiedades como alimento aportando gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Para preparar esta mascarilla, sólo debes usar un tomate maduro y jugoso. Corta el tomate en cuatro partes y frota suavemente con ellas tu rostro. Debes hacer esta aplicación, haciendo movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj.

Cuando ya te hayas frotado suficiente jugo de tomate, dejarás actuando el mismo por unos 40 minutos. Al pasar el tiempo, retira con abundante agua fría.

Súper Mamá, recuerda que al aplicarte las mascarillas debes estar en un ambiente tranquilo. Procura no hacer muecas o movimientos bruscos en el rostro, para que no se marque el mismo.

Nuestra recomendación es que enciendan una velita, te relajes y disfrutes de ese momentito que te estás regalando a ti misma. Atesóralo como el regalo que es, y aprovecha para darte muchos mimos.

¿Cuál de estas mascarillas caseras usarás primero? ¡Coméntanos abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

5 Podcasts Para Mamás

descanso

¿Que Tal Un Merecido Descanso?