in

IncreíbleIncreíble

¿Cómo Prepararme Para Una Entrevista de Trabajo?

De seguro Súper Mamá, te ha tocado asistir a una que otra entrevista de trabajo. Es normal que, minutos antes, estés hecha un mar de nervios. Pero igual deseas impresionar al entrevistador para obtener la oferta laboral.

Las entrevistas suelen ser estresantes, por la presión de encajar en todos los requisitos que solicita la compañía. Algunas empresas exigen más de una audiencia, lo que genera mayor nerviosismo. En este artículo, deseamos compartirte lo que realmente está buscando el entrevistador, cuando conversa contigo ante una oferta de trabajo.

Entrevista de trabajo

¿Qué busca un empleador?

Si sabes de antemano lo que el empleador está necesitando, tendrás la mitad del camino recorrido. El 36% de los contratantes buscan habilidades para realizar múltiples tareas, el 31% observa la iniciativa del entrevistado, el 21% indaga sobre el pensamiento creativo y el 12% está ahondando en ese “algo más” del candidato al puesto laboral.

¿Qué busca un entrevistador?

Un primer consejo que podemos darte, Súper Mamá, es investigar previamente todo lo que puedas sobre el puesto de trabajo al que estás aplicando. Si tienes un excelente desenvolvimiento durante la entrevista, en términos de preparación, obtendrás el empleo.

Para reforzar este punto de la preparación, te asomamos un dato: “el 47% de los entrevistadores, señalan no haber dado un puesto de trabajo a una persona con pocos conocimientos sobre la empresa, para la cual está intentando aplicar.”

La importancia del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo

Otro aspecto importante a considerar, es el lenguaje corporal y la apariencia.  Esto es elemental en una entrevista, Súper Mamá. El 50% de los patrones, indican haber descalificado para el puesto a una persona por la forma como se viste, habla o como hizo su entrada en la oficina.   

Cómo prepararme para una entrevista de trabajo

Suena superficial, lo sabemos; pero así es como funciona Súper Mamá. Aunque la duración promedio de una entrevista laboral es de casi hora, 2000 gerentes de contratación comentan, que el 33% de las veces, sabían si contrarían a un candidato o no por los primeros 90 segundos. Esto indica, que la primera impresión es vital.

Otro dato importante a conocer: “el 40% de los empleadores consideran que una persona sin sonreír durante toda la entrevista, es descartable para un puesto”. Una persona que no sonríe, no genera confianza, Súper Mamá. Es importante verse profesional y accesible, no debemos pasar como la malhumorada.

Una buena primera impresión

¿Confiada? ¡Ya tienes la mitad de la entrevista de trabajo ganada!

La confianza es otro aspecto clave para el éxito en una entrevista laboral. Independientemente de lo nerviosa que estés, es vital mostrar confianza durante tu entrevista.

¿Sabías que aproximadamente el 20% de los gerentes comparten, que los candidatos sentados con los brazos cruzados durante sus reuniones, no fueron considerados para el empleo? Esto es porque su lenguaje corporal refleja falta de confianza en si misma.

El 40% de los patrones confirman, que el tono de voz del aspirante y su poca confianza en general, son una razón válida para no considerarlo para el puesto de trabajo. La mejor recomendación que podemos darte para denotar confianza, tiene que ver con la preparación.

Adicionalmente, no temas conversar con tu entrevistador. No seas la única que responde preguntas, también hazlas para entender exactamente lo que están buscando de la persona que desenvolverá el puesto, y una vez lo entiendas, puedes presentar mejores propuestas en plena conversación con el entrevistador.

Confianza durante una entrevista de trabajo

Últimas consideraciones

No olvides el contacto visual Súper Mamá, ya que este, crea un vínculo de confianza con el entrevistador. Alrededor del 65% de los entrevistadores indicaron que las personas, quienes no pudieron hacer contacto visual en su encuentro, no lograron el cargo laboral solicitado.

En conclusión Súper Mamá, la clave está en la confianza en ti misma. Habla con el entrevistador de manera formal y agradable, recuerda las normas del buen oyente y buen hablante y no olvides hacer las preguntas que puedas para entender y hacer propuestas. Recuerda que el entrevistador está necesitando de tus servicios, quizás hasta más de lo que tú necesitas el trabajo.

Referencias:

¿Te ha resultado útil este artículo Súper Mamá? Coméntanos tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Compras Nutritivas Al Alcance De Tu Bolsillo

Mi Experiencia Emprendiendo