fbpx

9 Técnicas para Ayudar a mi Hijo/a con Los Estudios

Todos los niños y niñas tienen formas distintas de aprender o digerir la información. otros de forma auditiva, mientras que otros son más kinesiológicos. ¿Cuál es la diferencia? ¿Cómo identifico el de mi hijo/a? Aquí estamos para ti Súper Mamá, y en este artículo la psicopedagoga Anna Andreatta, nos comparte algunos consejos para estudiar con nuestros niños de la manera más efectiva para ellos y ellas.

Texto por: Anna Andreatta

Estamos próximos a iniciar el año escolar, y con ello inicia una nueva oportunidad de trabajo en equipo entre nosotros, las madres y los padres, y los maestros. Todo con el único rumbo que nuestros hijos adquieran destrezas, valores y conocimientos.


Hay una frase que todos las madre y los padres comenzamos pensando y terminamos repitiendo: “empieza a estudiar desde ahora, no quiero que este año tengas un fracaso escolar”, y la aspiración de todos es que logren estudiar solos de forma eficiente y con éxito. Sin embargo, se nos olvidan dos detalles importantes, nuestro hijo/a debe tener la motivación para estudiar y la pregunta del millón es: ¿hemos dedicado tiempo a enseñarles a estudiar? 

Vamos a tomar en cuenta cuatro elementos importantes que debemos tener presentes cuando hablamos de los estudios de nuestros hijos/as y que podrían afectar el éxito académico. Aquí te traemos algunos como:

  • Externos o ambientales. Son aquellos que se refieren al lugar de estudio y a sus características. Este aspecto es muy importante considerarlo, pues en algunos casos determina la calidad del estudio en casa.

  • Los hábitos de estudio. Se refiere a las conductas que se repiten, de forma constante hasta que se convierten y se establecen como hábito, realizarla de esta forma se establece como conducta permanente. Básicamente se logran a través de repeticiones que resultan ser productivas y eficientes, pues traen resultados positivos.

  • Las técnicas de estudio. Son las estrategias que usamos para estudiar.  Por ejemplo: Lectura rápida inicial, subrayar, esquematizar, mapas mentales, resúmenes, repasar, entre otras.
  • Los propios de cada niño. Es decir, son intrínsecos a uno mismo, por ejemplo, la capacidad intelectual, las habilidades específicas, nivel de atención, motivación, entre otros. Es por eso por lo que debemos estar atentos en detectar e intervenir lo antes posible los aspectos que necesite, buscando apoyo de especialistas si es el caso.

Tomando en cuenta los cuatro aspectos que acabamos de ver, te voy a sugerir algunas estrategias para que desde la motivación brindes herramientas a tu hijo para favorecer el estudio y por ende el éxito escolar.

1- Diseñar un espacio físico ideal

El escritorio, la decoración, la luz, ruidos, espacio adecuado y privado para hacer tareas, entre otros. Es muy importante que el ambiente sea cómodo y atractivo, que le guste sentarse allí. Que sea un lugar fijo. Su espacio para estudiar.

Te voy a sugerir que NO haya una televisión en el espacio de estudio.

2- Establecer metas

Ayúdalo a colocar metas reales, que las pueda alcanzar de forma progresiva. Utiliza un tablero eso ayuda a la organización mental.

Colocamos metas específicas de tiempo y que sean medibles. Por ejemplo: hoy vas a leer 20 min de español, y realizas los ejercicios de la página 4 de matemática. Si lo que necesitamos es mejorar en inglés y sacar buena nota, necesitamos medir si la materia de inglés va mejor mediante los logros semanales. De lo contrario hay que aplicar correctivos de inmediato. No esperes al trimestre para tomarlos.

3- Ayudarle a organizarse.

Es importante colocar horarios que se dedicará al estudio. Debes ser realista, especialmente si no hemos logrado establecer hábitos mínimos de estudio, intentemos hacerlo progresivamente.

Organizar quién será el familiar de apoyo en caso de necesidad. Lo ideal es que ambos padres se involucren.

4- Favorecer de forma progresiva su independencia

Debes ser guía inicialmente para ir poco a poco soltando responsabilidades, pero, debes ser ejemplo de constancia y apoyo , no es estar encima de ellos a la hora de estudiar, es apoyar con calidad.

5- Establecer estrategias de recompensas ante logros y fracasos 

Lo ideal es que puedas darle una recompensa por sus logros, si es posible que no sean materiales. Favorecer compromiso ante familiares y ante sí mismo es una buena técnica. Ante los fracasos , los correctivos deben ser reales, acordes e inmediatos.

6- Mantener una perspectiva positiva hacia el colegio y estudios

Da el ejemplo a tu hijo estableciendo una buena relación con los profesores, demuestra en casa una actitud positiva hacia el colegio y los deberes.

7- Tomar en cuenta el estilo de aprendizaje de tu hijo

Te comento cuáles pueden ser los canales de entrada de información para un niño. Estos se dividen en:

 Auditivos

Les gustan las actividades en las que tengan que escuchar, más que escribir. Por ende, te puede servir que se grabe para estudiar, que repita en voz alta, responder cuestionarios de manera oral, etc.

 Visuales

Sus actividades son visuales. Necesitan usar color. Toman apuntes en la clase. Buscan las tablas, los dibujos, fotos, diagramas y gráficos para comprender mejor.

Las fichas resumen son importantes para ellos.

Kinesiológicos

Las actividades prácticas son la garantía de éxito en el trabajo. Usan tableros, leen parados, manipulan materiales. Les gusta dramatizar.

8- Moldear un buen ánimo y actitud positiva

A affectionate mother and daughter sitting on sofa

Son muy importantes los mensajes que a diario reciben los niños de nosotros, a través de nuestros mensajes. Debemos transmitir cosas positivas, por el contrario, si nuestros mensajes son negativos no ayudamos y bajamos la motivación de forma importante.

9- Recuerda que tú eres el ejemplo

Todos aprendemos de lo que vemos, así que si, te ven a ti haciendo deberes van a intentar copiarte. Si quieres que tu hijo/a sea organizado, enséñale como TÚ lo eres. Si quieres que tu hija/o le encante leer, asegúrate de practicar este hábito TÚ. Practica lo que predicas.

Recuerda, Súper Mamá, que no debes hacerle sus tareas, no lo compares y no amenaces.

Si tu hija/o no cumple su responsabilidad, es importante que tenga una consecuencia y que la misma se cumpla. Nosotras y nosotros somos los primeros maestros y los que ejerceremos la mayor influencia en las vidas de nuestros hijos. Involúcrate en la escuela, participa activamente en el aprendizaje de tu hijo y tendremos todos un exitoso año escolar.

¿Qué métodos utilizas para estudiar con tus hijos? ¡Coméntanos abajo!

La autora de este artículo es psicopedagoga y especialista en desarrollo infantil. Si deseas saber más de su trabajo o sobre otros temas, puedes contactarla en: @annandreatta.

Artículos Relacionados

% Comentarios (1)

Hola, muy buenas técnicas, yo estudio con mi nena luego de la escuela tomamos 1 o 2 horas para ver lo que nos corresponde al día siguiente.
Ojalá más padres se interesaran en aprender con sus hijos esto les ayuda a ellos a tener buenas calificaciones

Esperamos tus comentarios