fbpx

Arranca el año saludable con una dieta diferente

Sabemos Súper Mamá que existen distintas corrientes alimenticias, entre ellas unas muy populares como el ser vegetariano y vegano, no obstante, antes de impartir en estas prácticas es bueno saber de qué se basan y cómo nos benefician, para así iniciar un año lozano y lleno de energía.

 

Texto por: Keshia Jarvis

 

Un dato súper importante es que lo ideal al incursionar en estas prácticas se consulte a un nutricionista, ya que ellos pueden brindar la información necesaria sobre la dieta, sobre las calorías que se deben ingerir y a dónde comprar los alimentos precisos.

Si alguna vez has pensado volverte vegetariana o vegana es primordial que sepas de qué se trata cada uno, primero comencemos con las personas que son vegetarianas,  su alimentación descarta la carne y el pescado, sin embargo, aún siguen consumiendo lácteos. Existen vegetarianos a los cuales se les denomina lacto – ovos vegetarianos que comen huevo y lácteos y también se encuentran los lacto- vegetarianos que solo incorporan lácteos a su dieta.

Por otro parte, las personas veganas tienden a excluir cualquier alimento procedente de algún animal ya sea cerdo, pollo, pescado, huevo, lácteos y hasta miel. Los veganos son más estrictos que los vegetarianos, y antes podía ser un poco tedioso conseguir comida que no fuera a base de algún animal, sin embargo, hoy en día se ha vuelto más común ver a personas veganas y vegetarianas ya que se han creados supermercados y restaurantes que faciliten la compra de estos alimentos.

Cabe resaltar, que al cambiar el hábito alimenticio para ser veganos o vegetarianos se pierden algunos nutrientes que se consumían mediante alimentos como las carnes o lácteos que nos brindan proteínas que se encargan que nuestros órganos estén fuertes y sanos; el zinc que nos ayuda al desarrollo del sistema inmunológico y neurológico; el hierro y la vitamina B12 que se encarga de producir glóbulos rojos al cuerpo y el calcio y la vitamina D que fortalecen nuestros huesos. Por ello cuando uno se convierte en vegetariano o vegano debe saber dónde y cómo comprar los alimentos que nos brinden los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo.

Otro dato relevante son los beneficios de incurrir en esta práctica, ya que los vegetarianos y veganos optan por esta corriente alimenticia como una manera de proteger al medio ambiente, a los animales y además muchos lo hacen para no contribuir con la explotación industrial y la sobreexplotación de los campos.

 

Así que ya sabes Súper Mamá si estás pensando en incursionar en estas prácticas recuerda informarte y tomar las medidas necesarias para cambiar tu alimentación.

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios