in

Arranca el año saludable con una dieta diferente

Young beautiful woman eating salad on white background

Sabemos Súper Mamá que existen distintas corrientes alimenticias, entre ellas unas muy populares como el ser vegetariano y vegano, no obstante, antes de impartir en estas prácticas es bueno saber de qué se basan y cómo nos benefician, para así iniciar un año lozano y lleno de energía.

 

Texto por: Keshia Jarvis

 

Un dato súper importante es que lo ideal al incursionar en estas prácticas se consulte a un nutricionista, ya que ellos pueden brindar la información necesaria sobre la dieta, sobre las calorías que se deben ingerir y a dónde comprar los alimentos precisos.

Si alguna vez has pensado volverte vegetariana o vegana es primordial que sepas de qué se trata cada uno, primero comencemos con las personas que son vegetarianas,  su alimentación descarta la carne y el pescado, sin embargo, aún siguen consumiendo lácteos. Existen vegetarianos a los cuales se les denomina lacto – ovos vegetarianos que comen huevo y lácteos y también se encuentran los lacto- vegetarianos que solo incorporan lácteos a su dieta.

Por otro parte, las personas veganas tienden a excluir cualquier alimento procedente de algún animal ya sea cerdo, pollo, pescado, huevo, lácteos y hasta miel. Los veganos son más estrictos que los vegetarianos, y antes podía ser un poco tedioso conseguir comida que no fuera a base de algún animal, sin embargo, hoy en día se ha vuelto más común ver a personas veganas y vegetarianas ya que se han creados supermercados y restaurantes que faciliten la compra de estos alimentos.

Cabe resaltar, que al cambiar el hábito alimenticio para ser veganos o vegetarianos se pierden algunos nutrientes que se consumían mediante alimentos como las carnes o lácteos que nos brindan proteínas que se encargan que nuestros órganos estén fuertes y sanos; el zinc que nos ayuda al desarrollo del sistema inmunológico y neurológico; el hierro y la vitamina B12 que se encarga de producir glóbulos rojos al cuerpo y el calcio y la vitamina D que fortalecen nuestros huesos. Por ello cuando uno se convierte en vegetariano o vegano debe saber dónde y cómo comprar los alimentos que nos brinden los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo.

Otro dato relevante son los beneficios de incurrir en esta práctica, ya que los vegetarianos y veganos optan por esta corriente alimenticia como una manera de proteger al medio ambiente, a los animales y además muchos lo hacen para no contribuir con la explotación industrial y la sobreexplotación de los campos.

 

Así que ya sabes Súper Mamá si estás pensando en incursionar en estas prácticas recuerda informarte y tomar las medidas necesarias para cambiar tu alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Regala lo mejor para estas fiestas de fin de año

Top 5 de playas en la ciudad para visitar en familia