in

7 Razones Para Promover La Lectura En Casa

¡Contagia a tus hijos de este maravilloso hábito!

Portrait of cute girl with open book and looking at camera

Promover la lectura en casa nos ofrece una oportunidad de aportar a nuestros hijos un poco más de conocimiento. Y en este artículo, Súper Mamá, te contamos cómo hacerlo a través de la lectura. La lectura posibilita una nueva creación de mejores realidades en nuestros peques. Y, si los acompañamos en esta aventura, podemos impulsar el hábito de manera divertida. 

En este artículo, nuestra especialista–la psicóloga Sandra Patton–nos cuenta 7 razones para promover la lectura en casa. Y cómo, a través del instaurar este hábito podemos imaginar y desarrollar todo el potencial mágico de nuestros hijos/as. 

Texto escrito por: Sandra Patton 

¿Qué es la lectura?

La lectura es una habilidad auténticamente humana. Consiste en interpretar lo escrito, mediante recreaciones mentales que permiten imaginar una realidad.

Es una de las actividades más útiles, gratificantes e importantes, que realiza el ser humano a lo largo de su vida. Esto se debe, a que es considerada la base del conocimiento humano. 

promover la lectura en casa

¿Cuándo debemos exponer a nuestros hijos a este maravilloso hábito?

¡Mientras más temprano mejor! Las madres y los padres debemos tener en cuenta que entre más temprano expongamos a nuestros hijos al maravilloso mundo de la lectura, mayor la probabilidad de que se convierta en un hábito para ellos. Cuando hablamos de hábitos, hacemos referencia a aquellas conductas que se repiten regularmente. Dichas conductas no son innatas en nuestros hijos/as, son aprendidas.

fomentar lectura en casa


Para fomentar el hábito de la lectura en los/as niños/as, hay que repetir el acto de leer una y otra vez. Sólo con repetición, se logrará la costumbre.

Los beneficios que se obtienen, cuando alimentamos esta práctica en nuestros hijos, son incalculables y para toda la vida. A continuación, te compartimos 7 razones para instaurar este hábito en sus hijos. 

  1. La lectura fortalece el vínculo entre padres e hijos. Es una oportunidad para compartir, acercarnos y disfrutar con nuestros hijos. 
  2. Ayuda a incrementar la atención y mejora la capacidad de pensar con claridad de los niños. Las historias, al tener una estructura de inicio, desarrollo y fin, habitúan al cerebro a pensar en secuencias, a vincular causas, efectos y significados.
  3. Ejercita el cerebro para la adquisición del lenguaje. La lectura posibilita la escritura, la comprensión, y enriquece el vocabulario. Adicional a esto, aumenta el dominio del idioma, y mejora la gramática y la ortografía. Nuestros hijos hablan y escriben mejor gracias a este esfuerzo que realizamos.
  4. Amplía los horizontes del niño. Al leer historia, se pueden transportar a fascinantes épocas, experiencias, costumbres y lugares variados. Se desarrolla la imaginación, y se le adentra en el mundo del arte, dibujo e imagen por medio de ilustraciones.
  5. Los libros son vitales para el desarrollo social. Éstos, despiertan sentimientos, emociones y reacciones; desarrollando la capacidad de abstracción al visualizar lo que no se ha visto y promoviendo la empatía al entender la situación emocional del personaje leído.
  6. Es una herramienta importante para enseñar (modelar) un comportamiento adecuado. También son funcionales para manejar situaciones estresantes como lo son la llegada de un bebé, el control de esfínteres, el regreso a clases, entre otros.

    El exponer al menor a una historia parecida a la de ellos, tiene un efecto tranquilizante. Esto sucede porque se pueden identificar con lo leído, y hasta suele resultarles muy chistoso.
  7. Minimiza el estrés. A veces, nuestros hijos también se sienten estresados. El leer, mejorar el ánimo, entretiene y distrae al lector.
promover la lectura en casa

Desarrollar el hábito de la lectura en nuestros niños, puede ser más fácil y divertido de lo que imaginamos. Recordemos que aprender a leer es un privilegio, y como tal, es fruto del esfuerzo constante. 

Leamos diariamente durante un tiempo definido para convertir la lectura en parte vital de la rutina. No esperemos a que nuestros hijos ingresen al colegio para exponerlos, ya que nos estaríamos arriesgando a que vean la lectura como una obligación, lo que impedirá la adquisición del hábito. 

La autora es psicóloga, especialista en nuerodesarrollo y especialista en lectura. Puedes encontrarla en Instagram como @consejosdemspatton. 

Coméntanos, Súper Mamá, ¿qué libros lees con tus hijos? ¡Te leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Prepárale Una Merienda Cool A Tus Hijos

¿Pensando En Comprar Una Casa?