in

IncreíbleIncreíble

¿Sabes Por Qué Los Blizzards Se Sirven Al Revés?

¡Entérate aquí, Súper Mamá!

¿Sabes por qué los blizzards de Dairy Queen se sirven al revés? Súper Mamá, te contaremos en este post como es que Dairy Queen originó esta idea. 

¿De dónde originó la idea del Blizzard al revés?

No sabemos si te has dado cuenta, Súper Mamá, pero cada vez que una persona pide un Blizzard en Dairy Queen, los mismos se encargan de dárselo al revés. Es decir, con el mango de la cuchara mirando hacia el suelo.

Este ha sido un ritual desde el debut nacional del postre en 1985, siendo una fuerte campaña de promoción nacional durante el año 2016, donde muchas franquicias de Dairy ofrecían un Blizzard gratis, si el postre no era presentado al estilo “al revés”.

Bueno Súper Mamá, te contamos que todo tiene una razón de ser, y este estilo de presentación de Blizzard al revés, no es la excepción. Y es que, gracias a un joven de 14 años, llamado Gamber, que vivía en St. Louis, se tomó la idea innovadora de presentación al revés. 

Un poco de historia

Dairy Queen confío siempre en los encargados de sus franquicias para mejorar cada día su menú. La misma fue fundada en el año de 1940, capitalizando el fenómeno de helado suave y con variedad de sabores que tiene hasta la actualidad. Este fenómeno llamó la atención particular del empresario Sam Temperato, quien para ese entonces tenía a su cargo docenas de locales. Demostrando ser un recurso humano valioso, con ideas constantes y creativas. 

Tuvo una visión, que concretó con su “Full Meal Deal”, una hamburguesa, papas fritas, bebida y helado por un precio fijo, que tuvo gran éxito. Luego fue agregando la idea de perros de chile a la línea del menú. 

Para la década de 1970, Temperato observó un puesto de helados que estaba operado por el Sr. Ted Drewes Jr., un local que logró superar un ataque de marketing de Dairy Queen de Temperato, vendiendo golosinas congeladas a las que Drewes se refería como “concreto”, ultra batidos gruesos con trozos de fruta mezclados. 

Drewes servía los batidos boca abajo a los clientes, para demostrar que no se trataba de un batido líquido tradicional. La masa de helado era tan densa, que mantenía la cuchara en su lugar y permanecía dentro de la taza de servir. 

Este descubrimiento de presentación del batido, abrió una etapa de enfrentamiento entre Drewes y un cliente llamado Steve Gamber, quien tenía 14 años (en 1959).  Gamber iba diariamente al local en bicicleta, exigiendo a Drewes un sándwich y una malta de chocolate, pero le pedía que ésta fuera cada vez más espesa. 

Pues bien, Súper Mamá, un día Drewes calló al joven Gamber al entregarle una malteada tan sólida que podía ponerla boca abajo sin correr el riesgo de derrames. 

Y así originó el Blizzard de Dairy Queen

Toda esta práctica que sucedía con la malteada en el local de Drewes, llamó la atención y seguimiento constante de Temperato, quien acudió a los ejecutivos de Dairy Queen en el año de 1983, con la idea de crear una mezcla de servicio suave, hecha con frutas o trozos de barra de caramelo triturados (práctica que había visto previamente en el local Huckleberrys). Drewes se negó rotundamente a usar dulces en sus natillas. 

Posterior a esto, los ejecutivos de Dairy visitaron a St. Louis y vieron las líneas en la ubicación de Drewes, firmaron en la tormenta de nieve, usando un nombre de marca registrada que tenía desde la década de 1950.

En ese momento, la idea de los dulces mezclados con el servicio suave no eran un concepto novedoso, por lo que no fue recibido con entusiasmo total. En sus inicios Mars, la propietaria de las marcas de dulces M&M y Snickers, se negó a enviar las piezas de sus dulces a Dairy Queen para Blizzard; lo mismo pasó con la Oreo. Pero una vez que Dairy Queen registró ventas de casi 100 millones de Blizzards solo en 1985, las marcas cambiaron de opinión, por lo que las ventiscas (dulces, galletas, frutas, u otros complementos), se hicieron un elemento básico para el menú de Dairy Queen desde entonces. 

Por esto Súper Mamá, y muchas razones más no debes dejar de probar el delicioso sabor de los Blizzards de Dairy Queen, con sus increíbles mezclas de sabores que de seguro te fascinarán. Ve a Dairy Queen y disfruta de la ¡mezcla perfecta con el mejor sabor! Ya tendrás una increíble historia para contarle a tu peque mientras disfrutan de este delicioso invento. ¡Gracias, Gamber!

Y, no te olvides de probar su mezcla especial del mes: avellana y banana. 

Súper Mamá, ¿te ha parecido interesante la historia de presentación de los helados Blizzard de Dairy Queen? ¿Has probado un blizzard? Comparte con nosotros tu experiencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Consejos Para Organizar Tus Finanzas Navideñas

¡Llegó La Navidad con Mistolín!