fbpx

3 Habilidades Que Los Niños y Niñas Aprenden Con el Juego al Aire Libre

Una etapa importante en el crecimiento de los niños y las niñas es el juego. Realizar actividades al aire libre enriquece su desarrollo cognitivo y emocional, al mismo tiempo aprenden a tener respeto por el medio ambiente. Por eso, en este artículo, la psicóloga clínica de niños/as y adolescentes, Mariana Plata,nos comparte algunos datos sobre el tema.

Texto por: Mariana Plata

La importancia del juego al aire libre ha ganado mucho auge últimamente. Richard Louv, periodista y co-autor de la Red de Niñez y Naturaleza fue el primero en acuñar el término “desórden por déficit de naturaleza.” Él explica que este déficit “contribuye a un uso disminuido de los sentidos, dificultades de atención, condiciones de obesidad, y tasas más altas de dificultades emocionales y físicas.”

Angela Hanscom, terapeuta ocupacional pediátrica y fundadora de TimberNook, es una defensora del juego basado en naturaleza. Tal y como ella explica, “nuestros niños y niñas necesitan desafiar sus sentidos, sus habilidades motoras para poder organizar su cerebro y desarrollar nuevas herramientas en la vida. Es nuestro trabajo ofrecer el tiempo, espacio y oportunidad para que esto se logre.”

Un estudio reciente presentado en la Conferencia Nacional de Pediatría en Chicago, encontró que los estudiantes también se benefician de espacios verdes en los colegios. El estudio reportó que sus niveles de estrés disminuyen y su actividad física incrementa –ambos de manera significativa. Lo que comprueba que la exposición a ambientes verdes no solo es beneficioso, sino crucial para un desarrollo sano en la niñez e infancia.

El juego al aire libre es beneficioso para el desarrollo integral de los niños y niñas. Sin embargo, los avances tecnológicos, las tardes sobre-planeadas con actividades extracurriculares para los niños y las niñas, y el tiempo limitado de recreo en los colegios, a veces obstruye la posibilidad de exponer a nuestras niñas y niños a la naturaleza.

Por eso, aquí les compartimos la importancia del juego y tres (3) habilidades claves que se pueden desarrollar al promover la interacción con la naturaleza.

1. El juego al aire libre ayuda a promover habilidades sociales

Cuando las niñas y los niños juegan afuera y en los parques, con frecuencia interactúan con otras niñas y niños. Tienen que esperar su turno en los columpios, expresar su enojo cuando otra niña o niño se cola en la fila, y son presentados con una serie de oportunidades para jugar con sus pares.

Las personalidades imponentes y fuertes tienen que encontrar una forma de coexistir y negociar con otras niñas y niños. Tienen que acordar a ciertos límites y escoger sus roles en el juego. Es un escenario distinto al juego dentro de la casa, porque es libre.

Cuando le permitimos a nuestras niñas y niños a resolver sus conflictos, les estamos permitiendo desarrollar: asertividad, habilidades de comunicación, y un estilo sano de liderazgo. Todas siendo habilidades sociales que ayudan a los niños y las niñas a triunfar en todas las áreas de su vida.

2. El juego al aire libre ayuda a desarrollar las 4 Cs.

La educación del Siglo XXI se enfoca en desarrollar las 4 Cs: pensamiento crítico, cooperación, colaboración y creatividad. Los educadores en todo el mundo se están encargando de integrar estas habilidades dentro de sus aulas de clases. Y, los expertos están de acuerdo que estas son las habilidades que los y las estudiantes necesitan para tener éxito en la vida.

Cuando a los niños y las niñas se les da una variedad de herramientas –piedras, hojas, ramas, charcos de agua–su imaginación se activa de inmediato. Se pueden permitir preguntarse cosas como: ¿Qué mundo podemos crear? ¿Qué representan las ramas en nuestro juego? ¿Cómo podemos usar las hojas y el agua en nuestro juego?

La variedad de materiales, texturas, y herramientas que uno puede encontrar afuera son proporcionales a la amplia gama de juegos creativos que los niños y las niñas pueden inventar. Estas oportunidades permiten que los niños y las niñas pongan en práctica las 4 Cs, lo que enriquece su desarrollo cognitivo y emocional.

3. El juego al aire libre ayuda a los niños y a las niñas a desarrollar una “inteligencia natural”

Así como ponemos en práctica el término “Inteligencia emocional” para definir a aquellas personas que entienden, interpretan, y responden a las emociones de los demás de una manera adecuada, así mismo existen la conciencia de naturaleza o inteligencia natural.

Con tantas catástrofes y los efectos de los cambios climáticos, es crucial ayudar a nuestros niños a desarrollar un sentido de empatía hacia la naturaleza. Cuando se exponen al juego al aire libre, se les da una oportunidad de ganar un respeto profundo por el medio ambiente y pueden tomar decisiones más eco-amigables.

Los efectos positivos del juego basado en naturaleza se pueden apreciar en muchas áreas de la vida de los niños y las niñas. Estos son algunos de la larga lista de beneficios del juego al aire libre. Así como sugieren los expertos: ¡démosle a nuestros niños y niñas más Vitamina N!

Recuerda, Súper Mamá, que cada etapa del crecimiento es importante para el desenvolvimiento de nuestros niños. Dinos qué te gusta hacer con tus hijos cuándo vas al parque…

La autora es psicóloga clínica de niños/as y adolescentes. Puedes seguir más de su trabajo en sus redes sociales @marianaplatapsy.

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios