fbpx

Aceptación de mi Cuerpo Maternal este Verano

Sabemos que a toda Súper Mamá le puede costar ponerse un bikini e irse con amigos, amigas o familiares a la playa. Para sentirnos tranquilas, seguras y cómodas en nuestra propia piel, es necesario contar con aceptación corporal. Por eso, la psicóloga y especialista en salud física, mental y relacional, Oriana La Schiazza nos brinda algunos consejos sobre el tema.

 

Texto por: Oriana La Schiazza

 

¿Qué es la aceptación corporal?

La aceptación corporal es la capacidad que desarrollamos a lo largo de nuestra vida de valorar nuestro cuerpo y sentirnos cómodas con él cuando nos vemos al espejo, cuando nos vestimos, cuando salimos y, en definitivas cuentas, con cómo nos vemos.

La aceptación corporal está ligada con la imagen corporal, una parte fundamental de nuestro autoconcepto, que incluye: la percepción, actitudes, sentimientos, pensamientos y conductas relacionadas a nuestro cuerpo. Aceptarnos dependerá de cuán positiva sea esta imagen corporal que tengamos.

La poca aceptación que tenemos de nuestro cuerpo está determinada, en muchas ocasiones, con las comparaciones que hacemos a nivel estético con otras mujeres.  Cuando nos empezamos a comparar y pensar cómo lucen otras mamás y cómo lucimos nosotras.  Esto nos lleva a pensar que hay una brecha muy grande entre lo “ideal” ( el cómo debería lucir) versus a lo “real” y a lo que efectivamente vemos al espejo. El intentar alcanzar este ideal resulta frustrante, agotador y afecta significativamente nuestra salud mental y otras áreas de nuestra vida (sexual, laboral, familiar, relacional).

¿Cómo detectar si esto me ocurre?

Hay algunas señales que pueden permitirnos darnos cuenta si estamos teniendo dificultades para mantener una imagen corporal lo suficientemente positiva como para sentirnos cómodas y aceptar nuestro cuerpo:

  • Comparación con otras mamás, mujeres o personalidades que vemos en internet o en nuestro entorno inmediato.
  • Rumiación: piensas en esto con frecuencia y casi sin darte cuenta, te ves al espejo constantemente, buscas información y tips en Internet sobre cómo podrías verte diferente, te preocupa lo que piensen otros.
  • Realizas valoraciones negativas sobre tu cuerpo: “es que no soy suficientemente bonita”, “estoy gorda”, “me veo horrible”, “mira qué feas estas estrías”, “yo no me puedo poner eso”.
  • Presencia de emociones desagradables cuando piensas, hablas o ves tu cuerpo, tales como rabia, tristeza, vergüenza y, especialmente, culpa.

 Y ahora, ¿cómo hago para aceptar mi cuerpo?

Aquí te dejo algunas recomendaciones que puedes poner en práctica sobre cómo acercarte cada vez más a aceptar tu cuerpo de una manera amable, balanceada y sana:

  1. Identifica que esto puede estarte pasando a ti y acepta los cambios naturales que han ocurrido en tu cuerpo producto de la maternidad.
  2. Practica la autocompasión: agradece lo que tu cuerpo es capaz de hacer utilizando un diario para escribir, una libreta para dibujar o hacer un Vision Board con fotos de todas las cosas positivas que tienes y que puedes alcanzar gracias a tu cuerpo.
  3. Mantente realista: lo que vemos en Instagram, no siempre es cierto ni real. Tu realidad, tu proceso y tu cuerpo siguen un curso auténtico y único, así que no puedes tener el mismo cuerpo después de tener tus hijos que el de las mamás que ves en Instagram. Asimismo, determina qué puedes cambiar y qué no.
  4. Toma acción: pon en marcha aquellas cosas que has decidido cambiar de una manera respetuosa con tu cuerpo y escuchando su ritmo. Hacer ejercicio, llevar una alimentación balanceada, tener tiempo para ti, buscar ayuda si la necesitas, conversar esto con alguien en quien confíes, escoger un vestido de baño que te haga sentir segura, cómoda y bonita, mimarte y, sobre todo….
  5. Date tiempo: el aceptar a cabalidad tu cuerpo es algo que va a tomarte tiempo y va de la mano con el proceso que hagas de comprenderte, escucharte y manejar todo esto. No seas tan dura contigo misma y no intentes entrar en una categoría “ideal”. El verano está aquí para disfrutarlo de una manera sana, cómoda y balanceada.

 

Aceptar nuestro cuerpo no siempre resulta fácil ni cómodo, pero es importante hacerlo para vivir una vida más tranquila y en paz con nosotras mismas.

 

Si quieres saber más sobre distintos temas relacionados con la salud mental y una vida balanceada, puedes seguir a Oriana a través @healthmatterspty.

 

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios