in

Las abuelas: Las defensoras de oficio de sus nietos

Las abuelas son muy importantes en la vida de nuestros hijos, pero deben existir parámetros para llevar una convivencia amigable y de eso nos hablará Yescenia Navarro.

 

Texto: Yescenia Navarro

 

Hoy, quiero escribir de unos seres muy especiales… las abuelas. Esas mujeres que cuando criaron a sus hijos muy probablemente eran lo más cercano a un militar y, ahora que son abuelas son las dulces defensoras de oficio de los angelitos de sus nietos. ¡Ay! ¿me van a decir que las abuelas no son consentidoras? A nosotras nos tenían en el tuquito, pero con los nietos siempre dicen: “ay, pobrecitos mira que están chiquitos”.

 

A ver, quién es esa que cuando eras pequeña JAMÁS te dejaba comer chocolates antes de comerte la comida, pero a los nietos le trae unos “chocolatitos” para que se los coman justo antes de la cena…. ajá la abuela

 

Quién es esa que parece que le dio amnesia, porque cuando tú eras pequeña te daba rejo limpio cuando le contestabas, ¡ah! pero ahora cuando el nieto se sale con una atorrancia ella dice “ay oye, pero es que él todavía está chiquito. Sí, esa misma es la abuela. Y por último háblenme de cuando uno quiere corregir al pelaito y te sale una vocesita de atrás que te dice: “¡aja! es que tú no te acuerdas que hacías lo mismo a su edad y peor”. Exacto las abuelas. Ellas se olvidan de toda regla y consienten a los nietos. Y, ahora lo entiendo.

 

A mí me crió mi abuela y sí, recibí esos beneficios de nieta consentida. Sin embargo, cuando lo hacen con tus hijos no es tan divertido, pero quiero confesar que eso me ayuda a entender a mi mamá y a aceptar que una que otra vez que lo hagan no les va a pasar nada (mírenme a mí, tan chueca no quedé).

 

Ahora bien, hay que reconocer que sin las abuelas no sobreviviríamos (o por lo menos yo).

 

Se convierten en el mejor UBER que puedas tener, porque hoy en día -con los tranques y con las múltiples actividades de las niñas- que puedas contar con las abuelas para que te las lleven o busquen, es una bendición. También las abuelas muchas veces cuidan a los hijos cuando no tenemos nana y hasta los ayudan con las tareas, es decir, que las abuelas son parte importante de la crianza de los hijos.

 

Lo que sí es importante, es establecer límites sanos para una convivencia que busque solo el beneficio de los niños.

 

Los abuelos deben jugar su papel de abuelos y dejar que los padres tomen las decisiones, porque al final es de ellos la responsabilidad.

 

También es muy importante que tengan tiempo exclusivo para ellos y así puedan desarrollar ese vínculo afectivo que es tan beneficioso para los niños.

 

Yo, que tuve la dicha de ser criada por mis abuelos puedo decir que eso es lo mejor. De niña disfruté cada momento que pasé con mis abuelos, me llevaban de paseo, mis veranos en el interior, hacia super con ellos y si me portaba bien me llevaban a comer helado. Todavía me acuerdo cuando me llevaron al circo y me perdí, ¡que susto debió pasar mi abuela y eso no tiene precio!

 

Mi consejo de hoy es que los niños deben disfrutar de sus abuelos, porque desafortunadamente no son eternos. Yo seguiré disfrutando a la mía que a sus 87 años todavía me consiente.

 

Por ello, este artículo se lo dedico a mi consentida: mi abuela Bella y mi abuelo Papi (q.e.p.d.)

 

Saludos,

Yescenia

2 Comments

Leave a Reply
  1. Saludos Yescenia…pero qué necesarias somos en los momentos más difíciles. Alli cuando necesitamos un abrazo de mamá, la abuelita de los nenes, aunque no haya
    palabras es un abrazo reparador y consolador.
    No crees? Felicidades por tu blog. Me gustó.

    Soy excompañera y amiga de tu mami y te conozco desde la barriga de tu mami.

    • Que bella por escribir!!!!! Que bueno que te guste el blog y estoy 100% de acuerdo contigo, las abuelas son una bendición y ahora que soy mama disfrutó mucho ver cómo mis hijas disfrutan a su abuela ❤️. Quiero procurar que siempre tengan esa relación que yo tengo con la mía. Y tienes razón mi mama me ayuda un montón con mis hijas …..no sé qué haría sin ella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Hablemos de la cocción de los alimentos