in

Hablemos de la cocción de los alimentos

Little sisters cooking with her mother in the kitchen. Infant Chef Concept.

Al horno, a la plancha o al vapor son algunos de los métodos culinarios que disponemos para cocinar nuestros alimentos y, degustar en familia saludablemente.

Texto: Iranela Sánchez

 

Los métodos de cocción son una técnica culinaria con la que se modifican los alimentos crudos mediante la aplicación de calor para su consumo. Hay muchos alimentos que necesitan una modificación química para hacerlos digestivos y también hay alimentos que se pueden consumir crudos, pero mediante la cocción podemos hacerlos más sabrosos y apetitosos, se modifica su aspecto y su textura, y su garantía sanitaria se ve aumentada porque la cocción destruye casi todos los microorganismos.

Y esta es una de las ventajas del abanico de productos Melo que se distribuyen a nivel nacional. Es cierto, a veces preferimos freír, pero también podemos cocinarlos a través de métodos de cocción como: hornear, plancha/grill y ahora AirFryer. Solo debes fijarte en la información del empaque del alimento Melo que vayas a consumir.

Cabe destacar que, los métodos de cocción se pueden clasificar en dos; cocinados al seco, o la cocción húmeda. Entre los principales tenemos:

  • Al vapor: Cocción que se obtiene al preparar los alimentos en una parrilla sobre un Baño María y que no toquen nunca el agua, así los alimentos conservan sus nutrientes, su jugosidad y su color. Podemos aromatizar, poniendo en el agua alguna hierba fina como albahaca, romero o laurel.
  • Freír: En general los alimentos a freír conviene cortarlos en porciones regulares para que se frían en iguales condiciones.
  • Hervir: Es cocer los alimentos en ebullición de un medio líquido recordando que si queremos que las sustancias pasen al líquido lo hacemos a partir del agua fría, si por el contrario queremos que el alimento conserve dentro todo el sabor, lo hacemos metiéndolo en el agua ya hirviendo para sellarlo.
  • Asar: Podemos asar a la parrilla o a la plancha y consiste en cocinar el alimento sobre una superficie ligeramente engrasada y muy caliente. También podemos asar en un sartén, de hecho, muchos chefs -especialmente los franceses- lo prefieren porque de esta manera no se pierden los jugos. Los alimentos asados conservan todas sus propiedades nutritivas y son más fáciles de digerir.
  • Hornear: Es cocer los alimentos al horno para que se preparen con su calor uniforme.
  • Saltear: Es sofreír en poca grasa y sobre fuego muy vivo, dentro de un sartén amplio de bordes altos, haciendo saltar los alimentos con movimientos rápidos permitiendo que estos se cocinen uniformemente.

Así que ya lo sabes Super Mamá, cuando vayas al supermercado revisa las instrucciones de cocción en el empaque de los alimentos Melo, para que descubras que el freír no es el único método de cocción para prepararlos. ¡Toma nota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Las abuelas: Las defensoras de oficio de sus nietos

Atrévete a imponer el estilo vintage en tu comedor