in

AmorAmor

3 Acciones Para Mantener La Gratitud Durante Una Crisis

3 Acciones Para Mantener La Gratitud Durante Una Crisis

Escrito por: Jit García

Super Mamá, es fácil obviar lo bueno que tenemos y las experiencias positivas que vivimos, especialmente durante una crisis global. En este artículo, escrito por Jit García, te compartimos 3 acciones para mantener la gratitud durante una crisis. 

Existen investigaciones que sugieren que mientras más nos detenemos a apreciar lo que tenemos, más felices y saludables somos. 

La primera acción para lograrlo está diseñada para aumentar tus sentimientos de gratitud desde las experiencias positivas. Visualizando cómo sería tu vida si no hubieran ocurrido. El objetivo es que, al imaginar su ausencia, logres apreciar con mayor profundidad que pasaron para ti.

Acción #1: ¿Cómo sería tu vida sin…?

formas de agradecer sin decir gracias

Busca un cuaderno y una pluma. Separa de 5 a 10 minutos para pensar en un evento positivo en tu vida. Por ejemplo: un hito personal o profesional, el nacimiento de un hijo, un viaje muy especial, y así te vas. 

Ahora regresa al momento de este evento y a las circunstancias que lo hicieron posible. Escribe todo lo que pudo haber influenciado o evitado que esto pasara. Grandes o pequeñas razones, decisiones o acciones con el potencial de haberlo impedido. 

¿Lista? Perfecto. 

Después de esta reflexión, recuerda que este evento sí llegó a pasar. Piensa en todos los beneficios o en la gran felicidad que te ha traído. 

Ya con esta perspectiva, aprecia que este evento y sus efectos positivos no eran inevitables en tu vida. Permítete sentir esa enorme gratitud porque todo pasó, como pasó.

¡Transforma el tono emocional de tu vida!

Esta próxima acción puede convertirse en un hábito que transforme el tono emocional de tu vida. Te puede ayudar a reemplazar sentimientos de decepción con aquellos de gratitud. 

Cuando estamos sumergidas en la rutina diaria, es muy fácil anclarnos en lo que está mal. Como si viviéramos debajo de nuestra propia nube gris. 

Exploremos cómo reemplazar esa nube gris, por un arco iris con destellos.

¿Cómo se demuestra la gratitud?

Acción #2: Tres cosas buenas.

Regresa a tu cuaderno y con pluma en mano (si es posible para ti), escribe 3 cosas que salieron bien hoy.

Asegúrate de colocar un título para cada evento. Detállalo tanto como puedas. Incluye lo que hiciste o dijiste, cómo te hizo sentir cuando pasó y cómo te sientes ahora que lo escribes o recuerdas. 

Explica por qué y cómo crees que pasó esto. Escríbelo como salga. No te preocupes por tu gramática ni ortografía. Esto es para TI.

Hacer esta reflexión puede ayudarte a conectar con esas fuentes más profundas de todo lo bueno en tu vida. Y así, ir fomentando una constante mentalidad de gratitud. 

La gratitud fortalece las relaciones.

Hasta ahora, hemos aprendido cómo identificar momentos que desencadenan sentimientos de gratitud. También hablamos de cómo el sentir gratitud puede mejorar nuestra felicidad y bienestar.

Sin embargo, expresar gratitud también fortalece relaciones. Y, a veces, los agradecimientos pasan a lo “rápido rápido” y superficialmente. 

Acción #3: Una carta de gratitud.

ejemplos de gratitud

Piensa en alguien que hizo algo por ti. Algo por lo que estás extremadamente agradecida, pero a quien nunca lograste expresar ese nivel de gratitud.

Puede ser un familiar, una amiga, un profesor o una colega. Alguien con quien puedas tener una llamada la próxima semana. 

Ahora, escríbele una carta, usando los siguientes puntos como base:

  • Describe lo que hizo por ti. Cuanto le agradeces, y cómo afectó tu vida tan positivamente.
  • Describe lo que haces hoy con tu vida. Qué tan seguido recuerdas lo que hizo por ti.

La carta no solo fortalece tu conexión con esta persona, sino que válida eventos positivos en tu vida. Te recuerda como otros se han preocupado por ti. 

La validez de tus sentimientos.

Sentir gratitud no desestima sentir frustración, sentir tristeza, ni experimentar todos los sentimientos que acompañan una crisis.

Nuestro objetivo es recordarte que, aunque pierdas la perspectiva, siempre tienes el poder de recuperarla y de transformar tu vida con una mentalidad (y una actitud) de gratitud. 

¿Qué piensas de la gratitud, Súper Mamá? ¿Cuál de estas acciones incorporarías a tu vida? ¿Cómo agradeces todos los días? ¡Te leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

¡Tomáte una foto y comparte tu experiencia en nuestra academia virtual para emprendedoras by Súper Mamás!

Academia Virtual para Emprededoras Vol. 1 – Completo