in

IncreíbleIncreíble

La Importancia De Priorizar Nuestra Salud Mental

Importancia de priorizar nuestra salud mental

Súper Mamás, para empezar, nos gustaría darles una definición clara de lo que es la salud mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad (OMS, 2001). 

Hoy en día, vemos como cada vez más las personas hablan de la salud mental sin tanto estigma ni tabú. Sin embargo, el camino que falta por recorrer para lograr normalizar este término dentro de lo que es la “salud” en general, es muy largo. Con esto quiero hacer referencia a un pensamiento que siempre llega a mi mente al momento de pensar en la salud de los seres humanos. ¿Qué hacen las personas cuando les duele la garganta o tienen resfriado? Van al otorrino. ¿Qué hacen las personas cuando se fracturan un hueso? Van al ortopeda. ¿Qué deberían hacer las personas cuando sienten algún malestar emocional que ya les empieza a dificultar su funcionamiento en distintas áreas (social, laboral, familiar, entre otras)? Ir a algún especialista de la salud mental. Digo deberían, ya que no es algo que hacen todas las personas, ya sea por miedo, vergüenza, o por pensar que no es lo suficientemente importante como realmente lo es.

  1. La salud mental como una prioridad

El bienestar mental de las personas es un aspecto fundamental, ya que hace posible que las personas puedan explotar todo su potencial al máximo, sentirse cómodos(as) en los distintos ámbitos de su vida, y llevar una vida plena y equilibrada. 

Los desequilibrios o malestares mentales traen consigo no solo sintomatologías a nivel anímico, sino que también pueden desencadenar en una serie de consecuencias a nivel físico. Por esto, es vital darle la importancia que requiere y que cada vez seamos más conscientes y capaces de reconocer si sentimos que hay algo que no está bien. 

Otro punto importante, es darte cuenta que reconocer esto no nos hace más débiles, sino al contrario, nos ayuda a ponernos como prioridad y a comenzar ese camino hacia el amor propio, ya que no hay acto de valentía y amor más grande hacia nosotros mismo, que ser capaces de aceptar que no podemos solos. Con el simple hecho de canalizar este aspecto, ya la carga que llevamos en nuestras espaldas comienza a disminuir.

El habla es un mecanismo sumamente terapéutico. En la medida en que somos capaces de expresar nuestro sentir y normalizar este tipo de situaciones en donde nuestra salud mental se encuentra amenazada, no solo nos ayudamos a nosotros mismos a sentirnos más ligeros, sino que también sin saberlo, podemos ayudar a personas de nuestro alrededor, quienes quizás aun no se atreven a dar este paso, y al escucharnos se dan cuenta de que no están solos y que la batalla es de muchos. 

Psicóloga con una paciente Foto gratis
  1. Formas de priorizar nuestra salud mental
  • Validar nuestras emociones: Este apartado hace referencia a darle valor a cada una de nuestras emociones, es decir, aceptar cuando sentimos felicidad, tristeza, enojo, frustración, desagrado, entre tantas otras. Algo que en lo personal me funciona bastante, es decirlo en alto. Por ejemplo: Si estoy pasando alguna situación específica, abro el espacio de tener esas pequeñas conversaciones conmigo misma y decir en alto: “esto me está produciendo tristeza”. De esta manera le damos paso a la emoción y a vivirla como tal. Otras formas podrían ser escribiendo cómo te sientes (tipo diario) o compartirlo con personas de confianza. 
  • Respetar nuestro tiempo y espacio: Este aspecto es VITAL. Tus tiempos son perfectos y se irán dando en la medida que tu mismo(a) lo permitas. Que nada ni nadie influya en tus decisiones. Que la presión o el qué dirán no sean un motor que influya directamente en tus actos.
  • Realiza actividad física: Está científicamente comprobado que la actividad física eleva los niveles de endorfinas y esto nos produce una sensación de bienestar. Si puedes incluirlo en tu rutina diaria o al menos 2-3 veces a la semana, verás un gran cambio positivo en tu estado de ánimo. 
  • Poner límites: Con este aspecto hago referencia a saber decir “no”. Esto aplica en todo tipo de relaciones: amistosas, amorosas, familiares, y laborales. Has de tu bienestar una prioridad y aprende a decir “no” si esa es tu voluntad.
  • Habla con un profesional: Tal y como se mencionó arriba, si este malestar sobrepasa y comienza a afectar las distintas áreas de tu vida. Si notas que actividades que antes disfrutabas, comienzan a desagradarte o a darte pereza o si tu estado de ánimo persistente es sentirte mal, triste o desanimado(a); podrías buscar ayuda o consultar con algún profesional para comenzar a trabajar estos aspectos.
Pareja de tiro medio en terapia Foto gratis

Escrito por:

Alejandra Castillo Vega

Psicóloga Clínica

Súper Mamá, ¿Sabías la importancia de priorizar la salud mental? ¿Has hablado alguna vez con un especialista sobre este tema? ¡Cuéntanos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0
3 tips para mantener activos a tus hijos en clases

3 tips para mantener activos a tus hijos en clases

Loncheras Divertidas – Ideas divertidas para las loncheras de tus hijos