in ,

Checklist de Nutrición: Alimentos Claves para el Embarazo 

Una alimentación balanceada es un factor clave en cada fase de nuestras vidas, en especial, cuando estamos en la dulce espera. Bien reza el viejo dicho: “hay que comer por dos”, pero cuidado, Súper Mamá, esto no es más que un mito, así que no se trata de comer más, sino de hacerlo de la forma correcta. ¿Cómo logramos esto? Consumiendo alimentos saludables que proporcionen los nutrientes y la energía que nuestro cuerpo (y ahora bebé) necesitan.  

En el siguiente artículo, conoce los alimentos que debes tener en cuenta para cuidar de ti y tu pancita. ¡Sigue leyendo!   

Súper Mamá, antes de iniciar la lista, debes saber que cada cuerpo es diferente, por lo que es importante que consultes con un profesional para que conozcas tus mejores opciones y las cantidades adecuadas. Ahora sí, ¡empecemos!   

Espinacas  

Medical News Today, un reconocido portal de noticias médicas, considera la espinaca como un superalimento, gracias a su alto contenido de nutrientes. Esta verdura de hojas verdes es nuestra primera opción por múltiples razones:  

  • Es baja en calorías y contiene un gran porcentaje de agua y fibra, lo que la hace ideal para regular los problemas de estreñimiento durante el embarazo.  
  • Cuenta con un alto porcentaje de hierro, potasio, fósforo y magnesio, todos minerales indispensables para el crecimiento y desarrollo de tu bebé. 
  • Es fuente de vitamina A, esencial para el desarrollo del sistema óseo, inmune y nervioso de tu bebé. 
  • Aporta ácido fólico o vitamina B9, fundamental para estimular el desarrollo neurológico y evitar malformaciones. 

Zanahorias  

Ricas en vitaminas (A, complejo B, C, E y K), minerales como (calcio, yodo, magnesio, fósforo) fibra soluble e insoluble, la zanahoria se convierte en otra excelente alternativa para consumir durante el embarazo, ayudándote a: favorecer la digestión, eliminar cólicos, problemas de estreñimiento o diarrea. En cuanto a tu bebé:  

  • Estimula su desarrollo celular.  
  • Fortalece su sistema óseo e inmune.  
  • Favorece el desarrollo del sistema visual. 

Garbanzos  

Los garbanzos, al igual que las lentejas y los guisantes, son otra opción nutritiva y muy energética para agregar a tu alimentación. Un alto de porcentaje de proteínas, fibra, ácido fólico, vitamina A, B6, B9, C y K, minerales como magnesio, manganeso, hierro, calcio y zinc, convierten a esta legumbre en el aliado perfecto para prevenir la anemia y el estreñimiento durante el embarazo, además de favorecer el desarrollo de tu bebé.  

Frutas 

Las frutas son un alimento indispensable para mantener una dieta sana durante tu embarazo. Aquí la clave está en hacer un mix de colores para recibir los nutrientes necesarios, asimismo, es fundamental que las ingieras frescas y en buenas condiciones.  

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda ingerir entre 5 frutas y verduras al día para aportar agua, vitaminas, minerales y fibras que permitan el correcto funcionamiento del cuerpo.  

Las frutas más recomendadas durante el embarazo son: plátanos, fresas, manzanas, kiwi, mango y pera.  

Avena  

La avena es uno de los cereales más recomendados en el embarazo, de igual manera, durante el periodo de lactancia. Fuente de fibra soluble, vitaminas B5, B6 y E, minerales como (hierro, manganeso, selenio, cobre, zinc) y seis de los ocho aminoácidos esenciales, favorecen tu embarazo para:  

  • Reducir el riesgo de diabetes gestacional.  
  • Regular el sistema digestivo.  
  • Mantener los niveles de glucosa en la sangre.  
  • Proporcionar saciedad y controlar las náuseas.  
  • Estimular el desarrollo óseo de tu bebé.   

Pescados 

El pescado con un consumo regular y balanceado es una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos omega-3, hierro y zinc. Sin embargo, para ingerirlo debes tener en cuenta algunos puntos:  

  • Primero: elegir pescados pequeños, no depredadores y que tenga un bajo aporte de mercurio. La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda consumir opciones como: salmón, sardinas, dorada y boquerón. 
  • Segundo: verificar que estos sean frescos y cuenten con los requisitos de seguridad alimentaria.   
  • Tercero: consumirlos completamente cocidos.  

Súper Mamá, esto es un resumen de las opciones que recomiendan los profesionales para tener un embarazo sano. Recuerda consumirlos según tus necesidades y la de tu bebé, siempre con las porciones y preparación higiénica adecuada.  

Cuéntanos Súper Mamá, ¿qué alimento te ha salvado la vida durante el embarazo?, ¿cuál es tu favorito?, ¿qué otras opciones estás probando?   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

6 estrategias para enseñar valores a tus hijos de forma creativa

Ayuda a tus hijos a encontrar su pasión con estas 6 actividades creativas