in

AmorAmor IncreíbleIncreíble RabiaRabia TristeTriste LindoLindo RisaRisa WTFWTF

7 Mitos Populares Sobre Los Bebés

¡Veamos cuántos creías que eran ciertos, Super Mamá!

A lo largo de la vida, se han ido desarrollando una serie de historias y mitos, Súper Mamá, sobre el cuidado de los bebés. La mayoría de estas historias, no tienen ningún fundamento en sí, sino que se heredan de generación en generación y otras incluso surgen de manera novedosa. 

En este artículo, te comentamos una serie de mitos que han surgido a través del tiempo sobre los bebés.

Algunos mitos sobre los bebés:

Los bebés saben nadar por instinto.

¡Esto es falso! Ya que los bebés no nadan por instinto, sino que poseen un reflejo primitivo de protección conocido como “reflejo de buceo”. Este reflejo lo tienen desde el nacimiento hasta los 6 meses a 8 meses de vida. Y les permite contener la respiración, mientras son sumergidos en el agua, realizando movimientos rítmicos de pataleo y brazada similares al nado.

Cuando los bebés lloran se ensanchan los pulmones.

No hay demostración médica, de que exista una correlación entre el llanto y la maduración de los pulmones. Simplemente, Súper Mamá, tu bebé llorará cuando le ocurra algo. Generalmente por un deseo de comida, o por una dolencia en particular.

Los bebés no pueden salir a la calle, antes del mes de nacidos.

Este mito es muy común, y es más que todo una respuesta de sobreprotección que tienen los padres. Especialmente, la madre al cuidar al máximo a su bebé para evitar que sufra cualquier padecimiento o contraiga alergias, entre otras afecciones. Pero la realidad es que el recién nacido puede salir perfectamente de la casa con sus padres.

Sólo debes usar tu sentido común, Súper Mamá. Por ejemplo, en ocasiones en que el clima no sea favorable para el recién nacido–como intensas olas de calor, fuertes lluvias o frío extremo–es mejor quedarse en casa.

No se le deben cortar las uñas los primeros meses de vida.

Este mito, es totalmente refutable. Ya que el bebé al crecerle las uñas puede hacerse daño con ellas involuntariamente al pasárselas por la cara. Procura estar pendiente de cortarle las uñas a tu bebé, aprovechando especialmente los momentos en que esté dormido.

Cuanto antes les salgan los dientes, más inteligentes serán.

Los dientes de leche nacen cuando deben hacerlo, con un margen amplio que diferencia a cada bebé. La inteligencia que alcanzará el niño cuando sea mayor, no dependerá del nacimiento de sus dientes, sino de la carga genética que haya heredado de sus familiares, y de los estímulos que reciba de las personas con las que convive cotidianamente.

A esto, le agregamos que hoy sabemos que existen múltiples inteligencias. Por ende, tu bebé brillará en lo que tenga que brillar, ¡y eso está perfecto!

Los bebés recién nacidos no ven nada.

¡Totalmente falso, Súper Mamá! Tu bebé recién nacido ve perfectamente, a una distante entre 15 y 30 centímetros. A medida que va creciendo la visión del niño se va ampliando. Y, al llegar al medio año de nacido, tu pequeño ve a la perfección los objetos que se encuentran a una distancia entre tres y cuatro metros. Al año de nacido, ya tiene una visión parecida a la del adulto.

Cortarles el cabello con frecuencia, los hace más fuertes.

¡Un mito más, Súper Mamá! Porque nada tiene que ver la fuerza de tu bebé con un corte de cabello. De hecho, se recomienda cortarles el cabello después de los 6 meses de nacido. Esto se hace porque el niño en este tiempo pierde constantemente el mismo, que después se va endureciendo y crea su propio cuero cabelludo. Algo así como mudar de cabello. 

Como verás Súper Mamá, los mitos son increíbles conceptos que se tejen de tradiciones en la historia humana, y los bebés no podían escapar de esta costumbre. 

¿Qué mito te llamó más la atención? ¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

empresa

¿Tienes Una Empresa? Esto Es Para Ti

¿Eres Una Super Mamá Fit?