fbpx

Navidad: ¿Qué regalar? y ¿Cuánto regalar a los niños? ¡Todo un tema!

El mejor regalo para Navidad y durante todo el año eres tú, tú tiempo, tú presencia, tú cariño, tus besos y abrazos. Así que a cumplir las reglas de oro que te brinda la psicopedagoga y mamá, Anna Andreatta. ¡Toma nota!

Texto: Anna Andreatta

(Mamá y Psicopedagoga)

Regalar es un acto de dar un obsequio por algún motivo, cumpleaños, agradecimiento, reconocimiento, y NAVIDAD. Es justamente este último el que vamos a profundizar, pues pareciera que tenemos que regalar MUCHOS regalos para hacer feliz a nuestros hijos.

Actualmente tenemos bien acentuado el tema de los niños HIPER REGALADOS. Este problema se ha marcado debido a que los padres tratan de compensar con regalos, los elogios, los abrazos y el tiempo, que no pasan con ellos (sea la causa que sea). Por ende, compensan tiempo y cariños con objetos. como consecuencia de los muchos regalos, se produce una especie de “calma emocional”, donde momentáneamente prestan atención a los juguetes y no se dan cuenta de la ausencia de los padres o de la poca interacción que tienen con ellos. Eso en el caso de los niños que ya pueden jugar solos, es decir entre los dos y cinco años. Los más grandes la relación es diferente, cada vez quieren juegos electrónicos e individuales, donde la interacción es menor con la familia. Esto genera que, en general se sienten merecedores de obsequios por cada logro o evento, y no solo uno, sino muchos y los que yo deseo.

¿Qué ocurre con esto?, con el pasar del tiempo aparece el efecto rebote y el niño se vuelve caprichoso, egoísta y consumista. Comienza entonces a preocuparse por decir y mencionar delante de sus amigos y compañeros de la escuela o barriada la cantidad de regalos que recibió, por cualquier evento de su vida, y peor aún en Navidad.
Se enfocan en la cantidad, más que en la calidad. Y los padres son los que de manera voluntaria o involuntaria secundamos este fenómeno. El exceso de juguetes, sin un motivo, más allá del: “que está de moda”, “él o ella lo quiere”, “todos los niños lo tienen”, puede provocar en los chicos:

  • Poca exploración e interacción con el juguete.
  • Desvaloración del juguete (más moda que actividad lúdica). Lo tengo, lo enseño, juego un rato y YA.
  • Bajo nivel de tolerancia a la frustración. Pido y quiero ¡Ya! o de lo contrario protestas.
  • Escasa creatividad. Generalmente los juguetes de moda son poco interactivos, es decir TODO está hecho y carecen de estímulos para favorecer la creatividad.

No con esto que acabamos de leer, debemos NO regalar, la solución no es esa, pues, todo lo contrario. El juguete es indispensable en la vida de los niños. Hay estudios que han demostrado que la falta de juego entre pares y con juguetes adecuados para niños está trayendo consecuencias importantes en el desarrollo de los niños.

Algunas de las consecuencias son:

  • Dificultad en la creatividad, imaginación y manejo espacial. (Les cuesta desarrollar historias, jugar solos, imaginarse espacios que no existen, como: casas, barcos, el espacio, etc.).
  • Problemas en la construcción del conocimiento y razonamiento (generalmente los juguetes iniciales se usan para favorecer conocimientos básicos como: colores, formas y habilidades finas y gruesas).
  • Déficit en buscar soluciones prácticas y reales. (Este aspecto es muy importante y los solucionas cada vez que juegas).
  • Escaso desarrollo emocional y empatías. (Jugar implica, comprender reglas, entender el juego de roles, ponerme en la posición del otro entre otras.).

Existe una solución fácil para navidad, la solución es regalar menos regalos inútiles por aquellos que realmente pueda disfrutar el mayor tiempo posible y que generen interacción con otros niños y contigo.

Te voy a compartir el secreto de la REGLA DE LOS CUATRO REGALOS, así podrás regalar, pero cuidarás a tu hijo y tu bolsillo.

Aquí va:

  • Un regalo que pueda usar (que realmente lo quiera y tu sepas que lo va a disfrutar), pijama, ropa, zapatos o accesorios.
  • Un regalo relacionado con la lecto escritura (esto te garantiza interacción contigo).
  • Un regalo que de verdad desee muchísimo (de todos los que tú sabes que quiere, es ese que le vas a regalar).
  • Un regalo que propicie juego familiar.

Estos cuatro regalos son garantía de: Una prenda o articulo útil para el día a día, complacer un deseo personal de tu hijo, desarrollar el indispensable hábito de la lectura y una oportunidad de oro de regalarte un juego que te deje jugar con tu hijo.

El mejor regalo para Navidad y durante todo el año eres tú, tú tiempo, tú presencia, tú cariño, tus besos y abrazos. Así que a cumplir las reglas de oro y me cuentas.

Lic. Anna Andreatta

@annandreatta

Facebook: Lic. Anna Andreatta

 

 

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios