fbpx

¡Debería llamarse despiste materno!

Nuestra Pediatra Mamá, Geraldine Norte, te trae las diez señales para ver si sufres de Alzheimer Prematuro. ¡Haz el test!

Texto: Geraldine Norte

(Pediatra Mamá)

 

Siempre he pensado que me puede dar Alzheimer prematuro. Mi esposo dice que es una tontería, pero a veces hasta me he preocupado por esto y pienso que si me da Alzheimer no quiero olvidarme de las personas que quiero y mucho menos de mis hijos y, de las miles de anécdotas que tenemos juntos.

¿Por qué he pensado esto? Por ejemplo: pongo a calentar una taza de café y se me olvida buscarla o cuando la busco ya hay que calentarla de vuelta. Salgo a comprar aceite al supermercado y regreso con todo menos con el aceite. Tengo que tener los horarios de las clases extracurriculares de mis hijos apuntadas porque si no se me enredan los cables. Pienso que tengo que decirle algo a mi hermana y cuando la llamo se me olvidó qué era y lo recuerdo horas o minutos después. Siento que es grave la situación, pero cuando lo comento con amigas mamás están igual o peor que yo, así que o a todas nos va a dar Alzheimer prematuro o la maternidad afecta nuestra memoria o tal vez las prioridades de una manera dramática.

 

Aún así para no quedarme con la duda busqué las diez señales del Alzheimer prematuro:

 

  1. Cambios en la memoria que afectan la vida cotidiana: No cuenta porque yo sigo feliz de la vida y lo que se me olvida lo recuerdo, aunque sea mil años después.

 

  1. Dificultad para planificar o resolver problemas:¡Qué va! No aplica. Tengo que ir resolviéndolos rápido porque no hay tiempo que perder.

 

  1. Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa o en el tiempo libre:¡Tampoco aplica! Dejar el café en el microondas y recordarlo después no es parte de esto.

  1. Desorientación de tiempo y lugar: Tengo claro el tiempo y muchos de los minutos contados del día porque si no me come el tigre y la lista de pendientes no baja.

 

  1. Dificultad para comprender imágenes visuales y su relación con el medio ambiente: me ha pasado cuando mi hijo juega en los aparatos electrónicos y no capto bien qué juega, pero tampoco aplica.

 

  1. Problemas con el uso de palabras al hablar o escribir: bueno, si no recuerdo una palabra invento otra y así. Vamos bien.

 

  1. Colocación de los objetos fuera de lugar: punto parcial para el Alzheimer. Vivo dejando las cosas en lugares y no saber dónde y luego que todas las personas de la casa las buscamos aparecen.

 

  1. Disminución de buen juicio: No creo que aplique. Tomar una mala decisión de vez en cuando es parte de nuestro diario vivir.

 

  1. Pérdida de iniciativa: ¡oh oh! Todo lo contrario, los que me conocen saben que cada vez me meto en más actividades que yo llamo “más enredos”.

 

  1. Cambios de humor o personalidad: Bueno, después de decir 5 veces que recojan los juguetes y pegar gritos a la sexta vez va a cambiar mi humor, de eso no hay duda. Pero ¿por ser mamá no aplica verdad? Y si aplica debe ser un cuarto de punto.

Así que 3/4 de puntos para el Alzheimer prematuro y 9 1/4 para mí. Mi esposo tenía razón. Igual seguiré estando pendiente y me reiré cada vez que dejo el café en el olvido o que salga a buscar algo y regrese sin ello.

 

Creo que el diagnóstico es: Despiste Materno, debería existir este diagnóstico, las neuronas después de tener hijos deben cambiar en algo para que nos ocurra esto. Mientras yo seguiré escribiendo por si acaso cuando tenga más años se me olviden las anécdotas y así me pueda reír de mí misma.

 

Saludos,

GN

Artículos Relacionados

% Comentarios (4)

Me encanto😍

Hola Miriam querida
Tan bella, muchísimas gracias.
Saludos mil.

Si es verdad si me pasa pero trato de cordinarme por mis hijos y familia en el trabajo

Hola Katherine
A todas nos pasa. Y esto no es cuestión de edad, siento que se debe a la cantidad de cosas que hacemos en el diario vivir. Así que toca anotar en la agenda.
Abrazos mil y no te sientas mal por eso. Eres una Super Mamá.

Esperamos tus comentarios