fbpx

Consejos para fomentar la comunicación entre mamá y su hijo adolescente

Escuchar, no interrumpir, hacer preguntas que estimulen la conversación, cuidar el tono de la voz y demás te ayudarán a tener éxito.

Texto: Iranela Sánchez

 

La primera regla para fomentar la comunicación entre usted y su hijo es simple: Nunca deje de intentarlo. “Los padres no deben malinterpretar la falta de respuesta como una señal de que sus hijos no les están escuchando”, dice el Dr. Robert Blum, director del programa de salud del adolescente en los Hospitales University en Minneapolis, y padre de tres hijos.

Algunos consejos que te ayudarán son:

  1. Escuche. Realmente escuche. “El padre que escucha es el padre al que lo escuchan”, dice la Dra. Roberta Beach, directora de las clínicas pediátricas y de adolescentes de Westside en Denver. Ella, como muchos otros expertos, recomienda practicar el escuchar activamente, lo que también se conoce como escuchar reflexivamente. Ponga mucha atención al lenguaje corporal de su hijo, el tono y la inflexión de su voz y sus expresiones faciales, todo lo que transmita información importante.
  2. No interrumpa. La misma sugerencia que les damos a nuestros hijos aplica también para nosotros. Respete su derecho a expresar su opinión, aún si no está de acuerdo con ella. Y, si su punto de vista está basado en un mal concepto, escúchelo antes de corregirlo, con tacto, sin ser transigente.
  3. Cuide el tono de su voz. Preguntar es una cosa; interrogar, usando un tono acusador, es otra cosa. Debe hacer su mejor esfuerzo para no contestar mal a su adolescente, como hacemos a veces cuando estamos presionados con el tiempo o agotados al final del día.
  4. Haga preguntas que estimulen la conversación. ¡Use sus recursos! Cree oportunidades para discutir haciendo preguntas que animen a los jóvenes a describir, explicar, compartir opiniones; mientras más específicas sean estas preguntas y más se basen en lo que usted ya sabe que está en la mente de su hijo, más eficaces serán. “¿Le gustó a tu clase de inglés tu discurso de esta mañana?” funcionará mucho mejor que “¿Cómo estuvo la escuela hoy?”
  5. Aproveche las oportunidades para conversar cada vez que pueda. Algunas veces dejamos de hablar (posponemos) con nuestros hijos, esperando el momento perfecto para hacerlo. Con los estilos de vida tan apresurados en la actualidad, esos momentos ideales llegan muy pocas veces. Los viajes en auto son momentos maravillosos para hablar, aunque sea por la simple razón de que ambos que están atentos, en un ambiente libre de muchas distracciones. Otro beneficio es que cuando están en el auto, generalmente se sientan paralelos uno al otro, no cara a cara, lo que hace el ambiente menos propicio para la confrontación.
  6. Siéntase libre de compartir sus propias experiencias de vida, aún aquellas que podrían no hacerlo quedar muy bien. Decimos esto con cierta reserva. Algunas veces los padres revelan detalles de su pasado, en forma inadecuada. Antes de entretener a su hijo con historias malas de su pasado, pregúntese, “¿Es bueno para mi hijo saber esto sobre mí?”
  7. Repítele a tu hijo que puede contar contigo para cualquier problema. Si transmite sorpresa o disgusto, aún no verbalmente, creará barreras entre ustedes. “Puedo no aprobar todo lo que haces”. dice usted, “pero sin importar lo que pase siempre te amaré”.
  8. Manténgase alerta para cualquier señal de que su adolescente quiere hablar. Su hijo puede estar ansiosamente deseando contarle algo, pero se siente cohibido, o asustado, o simplemente no sabe cómo empezar. Las señales de que puede tener algo en mente incluyen: preguntas acerca de “un amigo” (a menudo anónimo) con un problema: “Mamá, un chico que conozco en la escuela se robó una camisa de los Chicago Bulls. Si lo hubieran agarrado, ¿estaría en grandes problemas?”. Preguntas acerca de sus experiencias como adolescente: “Papá, ¿qué edad tenías cuando tuviste relaciones sexuales por primera vez?” o, una revista abierta en la cama de su hijo, discretamente abierta en un artículo. Por ejemplo, “Los adolescentes se deprimen también” podría ser una forma de pedir ayuda.
  9. Identifique a otros adultos con los que su hijo pueda hablar libremente. Aún si tiene una relación excepcional con su adolescente, podría haber momentos en los que él necesite la perspectiva de otro adulto que lo apoye. ¿Qué sucede si usted es una madre soltera cuyo hijo de doce años tiene preguntas acerca de los cambios en su cuerpo? Podría preferir hablar con su tío, un primo mayor o el papá de su mejor amigo, que hablarle a su madre.

 

Ya lo sabes querida Super Mamá, lo mejor es que nuestros hijos obtengan información de nosotras, pues otras personas les pueden dar respuestas incorrectas. Por ello, crea -en la manera posible- espacios amenos para entablar comunicaciones armoniosas con sus hijos. ¡Aplica nuestras sugerencias!

 

Y tú, ¿cómo lograste sobrellevar la comunicación con tu hijo adolescente? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Father with sad preteen daughter

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios