in

Cómo apoyar a mis hijos en momentos difíciles

Por: Patricia Browne

Psicóloga y Master Coach

Una de las mayores angustias que pasan los padres de familia es ver a sus hijos atravesar situaciones difíciles y no saber cómo ayudarles. Muchas veces, las reacciones que se suelen tener empeoran la situación en lugar de ser de auxilio.

En estas líneas compartiremos algunas estrategias que pueden ser útiles para apoyar y mostrar empatía. Esto también les brindará la oportunidad de desarrollar sus habilidades de afrontamiento, lo cual será un empujón a su autoestima y seguridad personal.

Si tus hijos enfrentan situaciones complicadas, lo que debes aplicar es:

  1. Escucha activa: la escucha activa implica que prestes total atención sin interrumpir, sin dar consejos y validando sus emociones sin juzgarlas. Es importante que hagas preguntas pertinentes y cuides tu lenguaje no verbal.
  2. No supongas, pregunta: si tienes dudas con respecto a su conducta o alguna actitud que te dé señales de alarma, pregunta con gentileza y genuino interés, muestra apertura y una mente abierta que te permita ganar su confianza y guiarle a la toma de decisiones.
  3. Permite que explore sus propias soluciones:  no te apresures a resolver o a dar soluciones a la situación, recuerda que ellos están creando su modelo de mundo. Invita a que se hagan cargo ofreciendo tu apoyo y guía para tomar la mejor decisión al problema.
  1. Valida sus emociones: puede que no estés de acuerdo, pero debes hacerle saber que tiene derecho a sentirse como se siente y exploren juntos que hacer con lo que siente. Recuerde que todas las emociones son válidas. El reto es gestionarlas correctamente.
  2. El valor de la pausa: muchas veces incluso nosotros nos nublamos ante una situación fuera de nuestro control, muéstrele que puede hacer una pausa para pensar mejor una solución apropiada, para dejar calmar las emociones y tener claridad mental.
  3. Mi actitud empodera: el ejemplo puede ser una poderosa herramienta para enseñar a tus hijos la forma correcta de enfrentar los desafíos. Sin embargo, una actitud correcta a la hora de apoyarles es fundamental. Cuida tu actitud, muestra humildad y confianza en la capacidad que ellos tienen para resolver sus asuntos. 
  4. Sé padre: la parte más complicada y a la vez más reconfortante, muéstrate presente, a veces solo necesitan saber que estás allí y tu abrazo está disponible siempre que lo necesiten.

Recuerda siempre que no hay recetas mágicas, sino que cada uno debe aplicar lo que le es útil a su situación. Porque ser padres es caótico y sublime al tiempo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Tips para almacenar y conservar embutidos de manera adecuada para mantener su frescura y sabor

6 Señales Que Mi Hijo Necesita Ir Al Psicólogo