in

5 productos que fueron esenciales durante mi primer trimestre de embarazo

Woman hand touch white tablet with blank empty screen

Que si el jengibre para las náuseas o el vicks para los malos olores… algunos paliativos para gozar de un embarazo sin complicaciones. ¡Toma Nota!

Texto: Isabeau Méndez

 

En el embarazo se pasan por altas y bajas emocionalmente hablando. Los cambios físicos ni los toquemos, sin embargo, existen algunos remedios que nos pueden ayudar a solucionar ciertos inconvenientes y, a continuación, te explicamos cuáles son. ¡Pónlos en práctica!

 

Medias de Compression: Este tipo de medias fueron diseñadas para ayudar a la circulación de las piernas cuando toca permanecer sentado por mucho tiempo, ayudando a evitar que se te hinchen (un síntoma común durante el embarazo y que sin duda el vuelo empeora) y así evitar la pesadez de los vuelos largos. Mi esposo y yo viajamos muchísimo, y para cuando me di cuenta de que estaba embarazada, ya teníamos al menos 3 viajes comprados de los que no había forma de zafarnos, así que pensé: mejor sentirme mal en medio de un jardín en Argentina que en mi cuarto, y traté de sacarle el mayor provecho dentro de lo posible a cada uno. También me explicaron que es importante evitar consumir alcohol o alimentos muy salados, y recordar hidratarte bien antes y durante el vuelo, para ayudar a limitar la hinchazón.

 

Jengibre: Los caramelos de jengibre son lo máximo porque son bajos en calorías, saben delicioso y te transmiten las propiedades positivas del Jengibre para ayudarte a aliviar las náuseas.

 

Dos de mis peores enemigos durante el primer trimestre fueron los gases en el estómago y las náuseas.

 

Cuando las náuseas comenzaron, me percaté de que se me quitaban cuando estaba comiendo… no sé si era por el movimiento del sistema digestivo al ingerir alimentos o por el acto de masticar, sea lo que sea, las náuseas mejoraban mientras comía, pero obviamente no podía pasármela comiendo todo el día. Así que la lógica me dijo: “mastica chicle. Tal vez puedes engañar a tu cerebro a que piense que estas comiendo”. El problema es que mi segundo enemigo, los gases, empeorarían con el chicle porque te entra más aire al estómago, o sea que esa no era una opción válida.

 

Investigando más opciones, descubrí que supuestamente el Jengibre es un remedio natural contra las náuseas, así que compré té y traté de tomarlo cuando me sentía mal y, entonces me encontré con OTRO gran problema: para evitar los gases, te dicen que ya no puedes tomar los líquidos rápidamente ni en grandes cantidades, sino más bien en pequeños sips durante el día, o sea que el té se me enfriaba y no era factible, así que volví a buscar ahora otra forma saludable y liviana de ingerir el jengibre y allí fue cuando descubrí estos super caramelos orgánicos de miel y jengibre que duran mucho tiempo en tu boca si solo los chupas, así que engañaba a mi cuerpo como si estuvieras comiendo por un buen rato, y absorbía los efectos positivos del jengibre. Compré 3 bolsas grandes y me ayudaron mucho.

 

Vicks VapoRub: Otro de los síntomas más comunes del embarazo es el Super Olfato. Muy lindo cuando el ambiente huele bien, pero un grave detonante de náuseas cuando hay un olor intenso, y desafortunadamente acabábamos de mudarnos cuando me enteré que estaba embarazada, y la casa aún tenía muchos olores de “nueva”, que no eran necesariamente malos, pero me molestaban un montón. Así que resolví comenzar a ponerme Vicks alrededor de las fosas nasales para impedir que me llegaran los olores de mi alrededor.

 

App de What To Expect: ¡Se convirtió en mi biblia! Sorprendentemente, tengo un embarazo modelo y literalmente lo que dice el app ese mismo día me pasa: desde que a la semana 12 se detendrían mis náuseas hasta que comenzaría a sentirme cansada. ¡Cada cosa que el app decía, pasaba!

 

Sportbras: Con todo tu cuerpo creciendo a un nivel extraordinario, estos bras simplemente ayudan a sentirte que al menos eso permanece en su lugar bien ajustadito jajajaja.

 

Así que ya lo saben Super Mamás, a poner en práctica las sugerencias para gozar de un embarazo placentero.

 

Y tú, ¿cómo combatiste las náuseas? ¿Qué no te dijeron? ¡Revélanos tus anécdotas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comenta con confianza

0 comentarios

Obesidad: una enfermedad que nos aqueja a todos

Altura vs tacones, ¿cuál es el indicado para mí?