fbpx

VIDA REAL VS. SOCIAL MEDIA

Hoy nuestra querida Nayleen Quintero, nos invita a analizar el tiempo que nosotros y nuestros hijos pasan frente a un celular, tablet, videojuegos o televisión.

Texto: Nayleen Quintero

(Mamá Millenial)

Analicemos un poco el escenario y pongámosle atención a la cantidad de horas que dedicamos a VIVIR en redes sociales y la tecnología vs. VIVIR la vida real, el entorno, los amigos, la familia, el trabajo, etc., este pensamiento crítico que he venido sustentando ha sido validado por los mismos creadores de tecnología en Silicon Valley (California, Estados Unidos) que han prohibido o limitado el tiempo de uso del celular a sus propios hijos. Imagínense si son ellos mismos los que han realizado el daño que esto puede causar a los cerebros en desarrollo de sus hijos, cómo no nosotras prestarle importancia. Abajo les comparto los dos artículos para su ilustración.

 

https://www.nytimes.com/es/2018/10/27/hijos-dispositivos-moviles-silicon-valley/?emc=edit_bn_20181030&nl=boletin&nlid=8631952120181030&te=1

 

https://www.nytimes.com/es/2018/10/26/pantallas-ninos-cuidadoras/?emc=edit_bn_20181030&nl=boletin&nlid=8631952120181030&te=1

 

Resulta que han revelado que en su creación han tomado en consideración el factor adicción como un componente integrado a cada aplicación, o sea que como misión buscan que el usuario se comprometa de forma adictiva a prestarle la mayor cantidad de tiempo posible a su app. Y bueno me parece súper importante tengamos esto presente a la hora de darles acceso a aplicaciones, videojuegos y/o youtube a nuestros hijos y hasta a nosotros mismos. Recomiendo ser conscientes de cuándo vamos a usar el teléfono y más aún si estamos en tiempo de familia, en el trabajo, con los amigos, pero sobre todo con nuestros hijos que se guían por nuestras acciones.

 

También, me parece súper valioso comprender que las redes sociales no son el reflejo exacto de lo que vivimos, la mayoría de las publicaciones las hacemos cuando estamos arregladas, paseando, felices, pero no cuando tenemos tristeza, problemas, nuestros hijos están haciendo una rabieta o cuando lloramos porque las hormonas inherentes a la feminidad las tenemos en su punto. Usualmente esta parte de nuestras vidas, que también son realidades y que nos hacen ser quienes somos no las compartimos en las redes sociales y podría ser porque vemos que el estándar en las redes es que todo es perfección, alegría, viajes y felicidad, pero NO es así, somos humanos y por tanto imperfectos, solo de nuestros errores y situaciones difíciles es que aprendemos y mejoramos, tengamos esto presente.

Les exhorto a de ves en cuando desentenderse de las redes y conectarse con sus vidas reales, dedicarle tiempo a un libro o a pensar y escribir sobre sus metas y sueños. Analizar y controlar la ansiedad que a veces causa querer publicar un story o un post, darle el celular a tu hijo para que se calme o que no avance ese proyecto personal que sabes quieres hacer, porque es justo allí donde se nos debería prender una luz roja de alerta que nos diga “las redes no son mi vida real” y voy a “vivir mi vida real” mejor y si me da tiempo publicaré jeje.

 

Un abrazo

@nayquinte

 

Artículos Relacionados

% Comentarios (1)

Compartir una taza de café sin eñ celular en las manos.

Esperamos tus comentarios