fbpx

¡Llegó Navidad y mi casa es un caos!

Muchas Super Mamás no sabemos por dónde empezar, pero Hanna Chávez nos trae tres secretos infalibles que nos ayudarán en esta ardua tarea.

Texto: Hanna Chávez

@hannateorganiza

¡Que levante la mano quien tenga su casa lista para Navidad!

Todo el año andamos en un corre corre y organizar nuestra casa se convierte en un pendiente que postergamos a lo largo de todo el año; de repente ya es Navidad y realizamos que nuestra casa es un desorden.

Si bien es cierto que la Navidad es sinónimo de regalos, juguetes nuevos, ropa nueva, también es sinónimo de más cosas para guardar y ubicar.

Pero la realidad es una: los regalos son muchos y el espacio es el mismo.

Es por eso que no podemos evadir la tarea de organizar nuestra casa para recibir la llegada del Niño Dios, así que ¡manos a la obra!

Siguiendo estos pasos lograrás organizar la casa de tal manera que Santa va a querer quedarse para siempre:

  • Prográmate para dedicar un día a la organización, bloquea tu agenda, ese día no hagas compromisos.
  • Escoge el área más crítica y empieza por ahí (al mal tiempo dale prisa).
  • Debes hacer un área a la vez, si tratas de organizar varios ambientes al mismo tiempo, perderás el norte y al final tendrás varios lugares revueltos.
  • Antes de iniciar a ordenar un espacio saca de allí lo que no corresponde al mismo, por ejemplo, si vas a atacar el cuarto de los niños, saca los vasos, platos, juguetes del perro, almohadones de la sala, etc.
  • El área que se empieza se debe terminar, no dejes nada para mañana (ya mañana tiene sus tareas asignadas).

Luego de tener en cuenta estos puntos, entremos en materia e iniciemos por el principio:

  • Descarta
    • Descartar es la clave de una buena organización.
    • Agrupa todos los objetos similares (juguetes, ropa, zapatos).
    • Ármate de dos bolsas de basura gigantes, una para botar lo que ya no sirve y otra para DONAR, ésta es la parte que más me gusta, porque siempre hay personas que necesitan lo que a nosotros ya no nos funciona.
    • Para hacer un descarte a conciencia, toma en cuenta hace cuánto tiempo no le das uso a las cosas, pregúntate si realmente necesitas ese objeto en tu vida (si te aporta felicidad) y si volverías a verlo en la tienda, ¿te lo volverías a comprar?
  • Categoriza
    • Una vez terminado el proceso de descarte, lo que sigue es clasificar, agrupar y asignarle a cada cosa su lugar.
    • Te recomiendo utilizar contenedores, éstos le agregan una sensación de orden y definición al espacio, además de que garantizan que los objetos no estén deambulando nuevamente por toda el área.
    • Puedes rotular los contenedores, lo que ayuda a identificar a dónde corresponde cada juguete, a dónde va la ropa de cada niño, o simplemente a que cada uno identifique dónde van sus pertenencias.
  • Organiza
    • ¡Ahora sí! Ya solo tienes lo que necesitas, lo que te gusta y lo que te hace feliz.
    • Ya sabes dónde va cada cosa, porque cada cosa tiene asignado su lugar.
    • Entonces organiza por color, por tamaño, por tipo de prenda, usando un poco de sentido común, de creatividad y tomando en cuenta lo que es más práctico para tu día a día.

 ¿Ves que no es tan difícil?

Tal vez lo difícil es empezar, pero una vez logras ver tus espacios libres de desorden, empiezas a respirar otro aire y a sentir una satisfacción por dentro que se multiplica por veinte cuando realizamos que haremos feliz a alguien con todo lo que hemos recolectado… al final de eso se trata la Navidad, de compartir con los demás, de ver sonrisas en todas las caras, y de vivir en paz y amor en nuestra casa.

¡Feliz Navidad!

Artículos Relacionados

Esperamos tus comentarios