fbpx

Los 9 superpoderes que una mamá desarrolla por su bebé

Parece increíble, pero se nos desarrolla el oído, la visión, las destrezas, la paciencia… entre otras habilidades que jamás nos imaginamos.

Texto: Iranela Sánchez

 

Qué razón tenían aquellas que me decían que, cuando tuviese un bebé, muchas cosas cambiarían. Y es que la maternidad activa una serie de superpoderes maternales que hasta entonces desconocía.

Con ellos comprendes que no necesitas nacer en Kripton ni ser picada por una araña para hacer una heroína en la historia de tu familia.

Sin considerar los dotes naturales que permitieron el milagro de llevar una vida dentro de tu cuerpo -el que además fue capaz de tolerar el estrés que un embarazo conlleva-, ni reparar en el alimento que fabricas tú misma para satisfacer las necesidades de tu bebé, tienes superpoderes desde el momento en que te convertiste en madre.

Por ello, en nuestro artículo de hoy queremos enumerar los 9 poderes que desarrollas las Super Mamás por sus bebés. ¡Mira cuáles son!

  1. Super Oído: Tenemos la capacidad de distinguir a distancia el llanto de nuestro bebé con los de otros niños. Tu agudeza auditiva incluso te permite saber cuál es el motivo del llanto: hambre, sueño, angustia, capricho. Por esto mismo, eres especialista en entender el idioma de los bebés.

Este es uno de los poderes de mamá más destacables, porque ante el menor ruido, estés dormida o despierta, te levantas y te acercas. Y sí, efectivamente era como sospechabas, pues el niño reclama tu presencia.

 

  1. Super Visión: Todo el tiempo, aunque estés haciendo otras actividades, estás al pendiente de lo que hace y deja de hacer tu hijo. Funcionas a modo de tercer ojo que todo lo ve cuando se trata del niño. Tienes el ojo clínico críticos como sus primeras travesuras, o bien sabes si está enfermo con solo verle su carita. ¿Y qué decir del superpoder que te permite encontrar todo aquello que nadie encuentra en casa?

 

  1. Super Destrezas: Llegó tu bebé y eres especialista en nutrición, primeros auxilios, psicología y lo que haga falta para cuidar y contener a tus hijos. Tienes un don admirado por el mundo entero: tus poderes de mamá de noctambulismo, por el que pasas meses sin dormir. Ni hablar del autocontrol y la fuerza interna que requiere tener controlada la fiera que llevas en tu interior, preparada para salir a depredar cuando alguien ponga en riesgo o lastime a tu bebé.
  2. Super Paciencia: De los poderes de mamá, este es el más complicado de desarrollar, por lo que en determinadas ocasiones puede fallar. La tolerancia es un don que fluctúa todo el tiempo, viene y va. Los aplicas cuando no puedes calmar al bebé, cuando se presentan las primeras pataletas, cuando el niño se niega a comer las primeras comidas, y en cientos de veces más que se darán a lo largo del desarrollo de tu hijo.

 

  1. Super Videncia: Esta “videncia” se genera gracias a la conexión única que desarrollas con tu bebé. Así, puedes saber cuándo tiene hambre, cuándo está cansado, cuándo se siente mal o bien, sin que lo pueda expresar. Por eso, algunos sostienen que has desarrollado el poder de la telepatía.

 

  1. Super Valentía: ¡Aquí se pone buena la cosa! Matas como sea los insectos que los asechan, alejas a los monstruos que se esconden en sus armarios. Ya no cuenta lo que implicó traer tu hijo al mundo, cuando la maternidad pone a prueba cada instante tu fortaleza y velocidad. Incluso, cuando tu pequeño tesoro corre cualquier peligro, eres más veloz que un ave y más fuerte que un león. Cuando el riesgo de tu bebé es inminente, no hay mujer maravilla que pueda compararse contigo. Es uno de los poderes de mamá donde puedes descifrar una situación riesgosa y solucionarla: frazadas para combatir el frío, cubrir tomacorrientes y esquinas para reducir riesgo.

 

  1. Super velocidad: Cuando lograr dormir a tu bebé, comienza la maratón de quehaceres domésticos, atender tu higiene personal y satisfacer tus necesidades para estar en óptimas condiciones a la hora de volver a atender a tu hijo. El instinto de supervivencia te enseña -durante la maternidad- a ser rápida y práctica. Incluso si el niño está despierto, puedes identificarte con la mujer pulpo, ya que puedes hacer muchas cosas al mismo tiempo, rápido y bien, para que el hogar y la familia estén en las mejores condiciones. ¡Eso es ser multitasking!
  2. Super Mimos: Aquí entran, por ejemplo, aquellos besos con dones curativos, las caricias con potencial relajante, la suave entonación que le das a las dulces canciones infantiles y el énfasis y la pasión con la que puedes desarrollar cualquier historia para tu niño.

 

  1. Poderes Hipnóticos: Puedes calmar y dormir como nadie a tu niño y de la manera que sea: en brazos, en la mecedora o simplemente en su moisés. Algunas madres poseen una rutina específica de sueño para sus hijos como por ejemplo: alimentarlos, darles un baño relajante y luego acostarlos en su cuna con música suave.

 

Estos son sólo algunos de los tantos superpoderes de mamá, por los cuales te conviertes en el universo para tus hijos, constituyéndose en un modelo a seguir para ellos. Más valioso aún es llevar estos dotes con alegría, entereza y orgullosa de los frutos que dan.

 

Y tú, ¿qué poder desarrollaste con la maternidad?

Artículos Relacionados

% Comentarios (8)

Como super mamá me convierto en vidente jejeje aunque no sea así, veo más haya, es super cuido, pero por sólo tener un bebé soy super protectora tratando de darle su espacio.

Hola estimada Marnely
Así es, todas las mamás desarrollamos superpoderes que nos ayudan a ser mejor nuestro papel.
Gracias mil por confiar en nuestro proyecto.
Un fuerte abrazo.

Mamá todo lo sabe ,tengo el súper poder de saber cuando mis niños les pasa algo( enfermedad, angustias). Me dice mi hijo de 8 años y cómo tú sabes que te tenia algo que decir? Por nueves meses fuimos uno solo así que te conozco mejor que nadie.
También tengo el poder de transformación de repente soy la mami linda , buena y en pocos minutos soy la mamá más mala que mis hijos han tenido.

Super bruja: se todo lo que va a pasar, se los digo y siempre me preguntan como lo sabías? Mi respuesta, soy bruja y todo lo se x lo que es mejor que no me mientan. Pues se que lo hacen además se que pasó.

Hola querida Carmen
jajajjaajja tremendo testimonio.
Gracias por escribir y un abrazote.

Hola tengo los super poderes d saber cuando algo le pasa a mi niño y mientras tanto el dice no mama nada me pasa. Pero uno como mama lo presiente q algo anduvo mal en el colegio.

Hola estimada Yalima
Así es las mamás tenemos un sexto sentido y sabemos todo lo que les pasa a nuestros hijos.
Abrazos mil.

Super rápida me sorprendo de la rapidez con la que atiendo a mis hijas y puedo realizar varias actividades al mismo tiempo, creo que todas las mamás lo tenemos

Esperamos tus comentarios