fbpx

Las 7 Etapas Del “Resfriado De Esposo”

Hay muchísimas cosas que le agradecemos a nuestros esposos y por los cuales nos sentimos que nos ayudan a tenerlo #TodoBajoControl. Pero si hay algo que creemos que muchas Súper Mamás se podrán identificar es el temido “resfriado de esposo”. El fenómeno es tan atemorizante que en inglés se le ha denominado “man flu” (traducido en español a “gripe de hombre”).

En este artículo, Súper Mamá, te contamos las 7 etapas que pasan nuestros esposos al resfriarse. ¿Será que te sientes identificada?

1. Negación

El término de “man flu”, se refiere al modo en que los hombres responden a la gravedad de un resfriado o gripe. Ellos nunca lo admitirán, pero a veces puede parecer que exageran sus síntomas para adoptar el papel de “paciente”.

En el caso de nuestros esposos, todo empieza con 3 estornudos seguidos y una negación. Normalmente, somos más pacientes con ellos y decimos algo como: “mi amor, creo que tienes gripe”. A lo que ellos tienden a responder: “Hmm, creo que es una alergia que me dio, yo no me enfermo”. Y aquí empieza todo. Con ese primer estornudo.

2. Negación, pero con orgullo

Después de la negación, viene la realidad. La gripe por definición, provoca otros síntomas que van más allá del sistema respiratorio. Como, por ejemplo, dolores musculares o de cabeza. Después de ese primer estornudo, ya es posible que nuestros esposos hayan desarrollado parte de estos síntomas. Pero, su orgullo no los deja admitirlo. Si total, “él nunca se enferma”.

En esta etapa lo puedes ver ya quejándose de un dolor en el cuello o de ardor en los ojos, pero siempre atribuido al estrés y/o cansancio. Antes internado que admitir que se está resfriando.

3. Aparente precaución

Cuando te dice que “hoy se va a dormir temprano” es porque ya está empezando a reconocer que algo está pasando. Mucha cautela aquí, Súper Mamá, ya nosotras sabemos que hay un resfrío, pero es posible que él no lo haya aceptado totalmente. Proceder con mucho cuidado.

4. La mañana de los lamentos

Si has intentado alguna vez levantar de la cama a tu esposo enfermo, seguramente conoces de primera mano esta etapa, Súper Mamá. ¡Finalmente admite que enfermó!, pero eso no viene solo ¿cierto?

“Me duele mucho la cabeza”, “me siento mal”, “no quiero hacer nada”, “¿puedes hacerme una sopa?”. Estas son solo algunas de las frases favoritas de ellos en esta etapa, acompañada de un sinfín de balbuceos de dolor.

5. El consentido cascarrabias

Se han realizado estudios sugiriendo que la gripe es más grave en los hombres que en las mujeres. Nosotras tenemos nuestras dudas sobre esto, pero lo que sí te podemos asegurar, es que luego de los lamentos, vienen las quejas.

“Eso suena muy fuerte”, “baja el volumen por favor que estoy enfermo”, “¿puedes llevarte a los niños?”. Esta etapa es delicada, Súper Mamá. Por un lado, sienten que puede hacer nada por sí mismos y quiere ser consentido, pero sin ser molestado. Ni idea dónde se separa la delgada línea.

6. El experto farmacéutico

¿Algo más estresante que la etapa de negación? La etapa de auto-medicarse. Ya no solo saben lo que tienen y por qué, sino que también se vuelven intensos con sus medicamentos. Y, ¿adivinen quién tiene que llevar los tiempos de la última vez que se tomó una dosis? Así es, Súper Mamás, ¡nosotras mismas!

7. Estas pueden ser mis últimas palabras

La noche es más oscura justo antes del amanecer, Súper Mamá. Por eso, hay que entenderles cuando dicen que sienten que se van a “morir”. Normalmente, estas “últimas palabras”, nos avisan que pronto viene la recuperación.

¡Los hombres son un tema con las enfermedades, Súper Mamá! Nosotras hacemos de todo mientras estamos resfriadas y ni nos quejamos. Pero, ¿ellos? ¡Es casi como el fin del mundo!

¿Cómo sobrevives el “resfriado de esposo”? ¡Cuéntanos abajo!

Artículos Relacionados

% Comentarios (2)

Sólo seguirle la corriente y darle mucho amor… jaja

¡Así es, Diana! Madre precavida sabe qué hacer para tener #TodoBajoControl

Esperamos tus comentarios