in

La Doula: Un Apoyo Diferente En El Embarazo

La Doula: Un Apoyo Diferente En El Embarazo

Súper Mamá, si estás leyendo este artículo es porque te encuentras en la dulce espera o conoces a alguien que lo está. En este artículo queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre la doula, un apoyo diferente en el embarazo.

El término de doula empezó a ser utilizado en los años 70 para referirse a aquellas mujeres que debían asistir a las embarazadas antes, durante y después del parto. Hoy día, este concepto fue ligeramente modificado, convirtiéndose en un servicio donde se acompaña y apoya a una futura madre durante el embarazo. 

¿Qué es una doula?

Una doula es una persona, generalmente mujer, que se encarga de informar, apoyar y acompañar a una embarazada. Busca reconfortar de manera espiritual, emocional y física a esta futura madre, con la finalidad de proporcionar un parto seguro, memorable y empoderado, donde esta conozca, sienta y fluya con los cambios que se dan en su cuerpo. 

¿Qué hace una doula?

Una doula, aunque es una profesional capacitada para realizar el acompañamiento en un parto, esta no suple la función de una matrona o un ginecólogo, es decir, no atiende un parto, no tacta, no prescribe tratamientos, no diagnóstica.

Su labor comienza unos meses antes del parto, con la idea de desarrollar una relación con la futura madre, aclarando dudas, minimizando temores o preocupaciones, guiando durante todo el proceso para llevar a un feliz nacimiento. Se encarga de planificar el embarazo, siendo una compañera que estará para escuchar, entender, practicar técnicas de relajación, masajes y posiciones durante el trabajo de parto, haciendo que la embarazada esté lo más cómoda y calmada posible. 

Las doulas también apoyan y ayudan en la participación tanto de la pareja como de la familia, llenando el ambiente de un aire positivo y calmado para cubrir las necesidades de la embarazada.

Una doula también se encarga de establecer un vínculo entre el equipo de salud y la futura madre, ayudando a practicar una comunicación fluida donde el personal médico conozca las necesidades de la mujer y sepa comunicarle de manera entendible lo que está ocurriendo con su cuerpo.

Esta función, en algunos casos, suele seguir después del parto, apoyando a la madre durante el proceso de amamantar al niño y los ajustes del cambio de vida en la pareja, la nueva madre y la familia. 

¿Qué tipo de formación debe tener una doula?

Aunque en varios países no existe titulación ni homologación oficial para ejercer la labor de doula, podrás encontrar instituciones reconocidas que dictan su especialización, teniendo en cuenta los cumplimientos éticos y morales para garantizar una buena formación y servicio a las futuras madres.

Sosteniendo que una doula no es un personal médico, si es necesario que tenga conocimientos generales del proceso de parto, los cambios físicos, emocionales y psicológicos que pueden ocurrir, que le permitan desarrollar comprensión y empatía durante cada maternidad. Existen doulas que se dedican en temas específicos, por ejemplo: preconcepción, infertilidad, embarazo, adopción, parto, post parto y pérdida.    

¿Cómo ayuda una doula durante el embarazo?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) se ha pronunciado al respecto, sugiriendo que un apoyo físico y emocional ofrecido antes, durante y después del parto a una persona conlleva grandes beneficios, como: 

  • Evitar los partos traumáticos.
  • Controlar la ansiedad o nervios durante el embarazo o posterior al parto.
  • Disminución de medicamentos durante el parto (como la epidural).
  • Minimiza la duración del trabajo de parto.
  • Reduce la incidencia de practicar cesáreas. 

Súper Mamá, ¿qué te pareció el artículo? ¿Has pensado en contar con una doula para tu embarazo? Te leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

💥 Gran Estreno – SÚPER MAMÁS TV📺 💥

3 Consejos Para Tener Una Familia Unida

3 Consejos Para Tener Una Familia Unida